Motor

Renault garantiza la fecha de entrega de sus pedidos

  • Si el coche no está disponible, se dará un coche de alquiler sin coste para el usuario

Renault incluye desde ahora en todos sus pedidos la garantía de la fecha de entrega del vehículo, una solución perfecta en tiempos revueltos en los que la ausencia de microchips está retrasando las entregas de coches nuevos y creando nuevas incertidumbres.

La marca francesa da una solución al asegurar la fecha de entrega por la cual si no se entrega el día previsto el vehículo se proporciona un coche de alquiler de sustitución de forma gratuita hasta que el coche esté listo para su entrega. Sin duda, una muy buena idea para dar seguridad a los clientes.

A grandes males grandes remedios, dice el refranero español. En los tiempos que corren, el sector del automóvil tiene un problema fundamental, el retraso en las entregas por la grave crisis de los microchips. Para solucionar este problema y dar confianza a los usuarios, Renault pone en marcha una garantía de fecha de entrega por la cual el cliente tendrá su coche en la fecha prevista o tendrá un coche de alquiler sin coste hasta que se haga la entrega del vehículo.

El sector del automóvil está viviendo unos momentos muy complicados porque tras la crisis provocada por el parón de las fábricas por el COVID y posteriormente por la crisis económica a nivel mundial, ahora llega la crisis de los microchips. Esto ha hecho que muchas fábricas en todo el mundo tengan que parar su producción por la falta de estos componentes imprescindibles para un automóvil moderno. La consecuencia clara es la falta de coches para entregar a los clientes y el retraso de los pedidos.

Lo peor es que esta crisis parece que va para largo y al menos hasta mediados de 2022 se seguirá viviendo esta gran escasez de componentes electrónicos. Cuando después de varios años un cliente por fin toma la decisión de comprar un coche nuevo, porque el suyo viejo está ya muy mal, llega al concesionario y le dan un plazo de espera muy largo, que además no se sabe si se va a poder cumplir o no.

Soluciones Renault

Frente a esta situación bastante caótica, en la que en mayor o menor medida están implicados todos los fabricantes de automóviles, Renault propone una interesante alternativa. Cuando un cliente entra en el concesionario a comprar, por ejemplo un Arkana, su modelo más vendido en estos momentos, el vendedor le dará un plazo de entrega con una fecha concreta. Pero no es una fecha que se pueda alargar en el tiempo sino que conlleva un compromiso por parte de Renault: Si un coche está previsto que se entregue el 15 de febrero, si ese día no está el coche el usuario tendrá directamente un coche de alquiler a su servicio hasta que su coche esté preparado para la entrega.

Le preguntamos a Sébastien Gigues, Director General Comercial de Renault en España, sobre si esto no va a ser un sobrecoste excesivo para la marca, si va a suponer demasiados riesgos. El ejecutivo nos comentó que lo que están haciendo es dar unos plazos de entrega realistas e incluso con un cierto margen de error. Pero a cambio la marca se compromete con el cliente.

Esto le va a permitir a la marca francesa conseguir ampliar su cartera de pedidos, que en estos momentos ya se sitúa en los 10.000 vehículos pendientes de entrega. Esta cifra, según las previsiones de Gigues, va a seguir ampliándose en los próximos meses. Sin duda una buena

solución para dar confianza a los clientes en un momento en el que la falta de microchips amenaza a toda la industria del automóvil.

"Fast track"

Esta nueva etapa para Renault de la mano de Luca de Meo, se centra en una cuidada atención al cliente. En este sentido, el servicio de garantía de fecha de entrega se suma a otro puesto en marcha a principios de este mismo mes, denominado "Fast track". Consiste en asegurar un plazo de entrega de menos 30 días para el Renault Captur, el todocamino subcompacto fabricado en España.

Se trata de un proyecto global por el que se divide a la mitad el plazo de entrega medio de un vehículo. Gracias a "Fast track" se consigue priorizar tanto la fabricación de la unidad asignada, como su posterior logística de transporte, para asegurar una entrega física al cliente en un plazo inferior a 30 días. Renault España ha sido el primer país del mundo en el que se lanza este innovador servicio.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Blas
A Favor
En Contra

Creo que deberían puntualizar en su artículo, (puesto que así me lo ha aclarado el servicio de atención al cliente de RENAULT) que ese compromiso de entrega y la puesta a disposición del cliente de un vehículo de alquiler de manera gratuita si se incumpliese el precitado compromiso de entrega, solo se aplica a un modelo concreto, (el CAPTUR) que es para el que se ha reservado el servicio FAST TRACK.

Sin embargo, de la lectura de su artículo parece inferirse que esa es una medida o política generalizada para todos los modelos de la marca y que el FAST TRACK es un servicio que se añade al anterior y por tanto es independiente, cuando no es así.

Un saludo:

Puntuación 0
#1