Motor

Max Verstappen gana el infernal Gran Premio de Bélgica... sin que se dispute la carrera

  • Al repartirse solo la mitad de los puntos, Hamilton sigue siendo líder del Mundial
  • Carlos Sainz y Fernando Alonso fueron décimo y undécimo, respectivamente
Max Verstappen, detrás del coche de seguridad bajo la lluvia de Spa.

29 de agosto, verano, Bélgica... pues temporal al canto. El Gran Premio del país flamenco, por primera vez en muchísimo tiempo, se tuvo que suspender con tan solo tres vueltas dadas, que no disputadas, detrás del coche de seguridad. Con lo que Max Verstappen se desquita en parte del disgusto de Hungría y gana la carrera, y se apunta, según el reglamento, la mitad de los puntos, o sea, 12,5.

Tras Verstappen, la gran promesa de la parrilla, el inglés Russell, logró el primer podio de su carrera, con Williams, si bien seguro que hubiera preferido pelearlo en la pista. Y en tercera posición, el líder del Mundial, Lewis Hamilton, que en su interior seguro que se alegró de la suspensión de la carrera, pues todo presagiaba una nueva victoria del neerlandés de Red Bull, su gran enemigo para lograr su octava corona.

Porque, si la carrera se hubiera disputado y las posiciones hubieran sido las mismas (Verstappen primero y Hamilton tercero), el de Red Bull le habría sacado 11 puntos al británico (25 por 14). Pero al repartirse solo la mitad (12,5 por 7), Hamilton sigue siendo líder del Mundial, aunque solo por dos puntos y medio (202 por 199,5). Otra circunstancia inusual en el Mundial más caótico, y más entretenido, de los últimos tiempos.

La 'no-carrera' fue un vano e interminable intento de disputar un Gran Premio que se veía imposible desde el minuto uno. El impresionante aguacero que no cesó durante toda la tarde sobre el mítico trazado de Spa-Francorchamps solo permitió, de cuando en cuando, que los miles de espectadores que se habían dado cita no perdieran la esperanza de poder disfrutar de la carrera.

Al final, y para cumplir la reglamentación, el director de carrera decidió sacar al pelotón de monoplazas, detrás del coche de seguridad, para al menos dar dos vueltas al trazado y así poder repartir, al menos, la mitad de los puntos en juego.

En cuanto a los españoles, lógicamente quedaron en la misma y pobre posición cosechada el sábado en la clasificación. El Ferrari de Carlos Sainz fue décimo (con lo que añade medio punto a su casillero), mientras el Alpine de Fernando Alonso se quedó justo detrás, undécimo.

Aquel medio punto de Mónaco-84

Y aunque parezca que el G.P. de Bélgica se quedó en mera anécodota, hay que recordar el G.P. de Mónaco de 1984. Otro mítico circuito y otro recordado temporal que sembró el caos en el Gran Circo. En aquella carrera, en la que por cierto Ayrton Senna (subido en un Toleman-Hart) subió por primera vez a un podio, la victoria fue para Alain Prost (McLaren), tras suspenderse la carrera en la vuelta 31 de 77. Con ello, sumó 4,5 puntos (la mitad de los nueve que entonces se daba al vencedor, por ninguno de su gran rival y compañero de equipo, Niki Lauda, que tuvo que retirarse tras un accidente.

¿Y qué pasó al final de la temporada? Que Lauda ganó su tercer y último Mundial por tan solo... medio punto de ventaja sobre Prost (72,5 por 71). O sea, que si la carrera de Mónaco no se hubiera suspendido... el francés hubiera sido el campeón del mundo. ¿Se acordará Max Verstappen a final de temporada de esta mitad de puntos que la lluvia parece haberle quitado en Bélgica?

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Godurpa
A Favor
En Contra

Menudos sin vergüenzas, lo de hacer una carrera y dar puntos no tiene sentido

Propongo darnos todos de baja de la F1

Puntuación 2
#1