Motor

Hyundai Bayon, eficiencia comprometida

El Bayon, último ‘retoño’ de Hyundai.

Gracias a una familia actualizada de motores Kappa y a tecnologías inteligentes de control de consumos y emisiones, el nuevo crossover de Hyundai, el Bayon ofrece un altísimo nivel de eficiencia.

La versión de acceso a la gama Bayon cuenta con un motor 1.2 MPi de 84 CV, un bloque de gasolina de cuatro cilindros que se asocia exclusivamente a una caja de cambios manual de cinco velocidades. El consumo mixto homologado es de 5,6 l/100 km. Aún más eficiente es el bloque 1.0 T-GDi sobre el que se desarrollan el resto de versiones. Este motor turboalimentado de tres cilindros e inyección directa, disponible con 100 y 120 CV, consigue una óptima eficiencia de combustible gracias a su baja cilindrada y al empleo de innovaciones como la tecnología de duración de válvula continuamente variable (CVVD) de Hyundai. Ésta regula la duración de la apertura y el cierre de las válvulas en función de las condiciones de conducción, una solución que optimiza el rendimiento del motor y reduce el consumo y las emisiones.

El propulsor 1.0 T-GDi también puede asociarse con la tecnología de hibridación ligera de 48 voltios para incrementar aún más su eficiencia. Este sistema, disponible opcionalmente en la versión de 100 CV y de serie en la de 120 CV, se compone de una batería de 48 voltios, un sistema generador y motor de arranque (MHSG) y un convertidor LDC. Al igual que un híbrido eléctrico autorrecargable, el sistema MHSG recupera la energía de las frenadas y la almacena en la batería de 48 V para estabilizar la alimentación a bordo de 12 V y ahorrar combustible.

El interior del Bayon, con las últimas tecnologías aplicadas.

Desplazamiento por inercia

La tecnología microhíbrida de 48 V puede combinarse con una transmisión manual inteligente para optimizar aún más la eficiencia. Esta caja de cambios desacopla el motor de la transmisión cuando el conductor levanta el pie del acelerador, lo que hace que el vehículo se desplace por inercia, reduciendo tanto el consumo como las emisiones. La iMT puede dejar el motor al ralentí o apagarlo por completo. Tan pronto como el conductor pisa el freno o el acelerador, el motor se vuelve a poner en marcha en la misma velocidad que estaba engranada. Los usuarios que prefieran los beneficios de una transmisión automática podrán elegir la caja de cambios de doble embrague de siete marchas, disponible en todas las variantes del motor 1.0 T-GDi, tanto con tecnología de 48 V como sin ella.

La versión de 100 CV del motor 1.0 T-GDi puede adquirirse sin tecnología de 48 V y asociada a una transmisión manual de seis velocidades.

Los motores del Bayon son de los más eficientes del mercado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin