Motor

Audi Q4 e-tron, diversión a bordo de un eléctrico

  • El 'head-up display' con realidad aumentada es el último grito en tecnología de ayuda a la conducción
Ya sea sobre asfalto o sobre caminos terrestres, el Audi Q4 e-tron se comporta de una forma eficiente, poderosa y, por encima de todo, dando altas dosis de diversión en su conducción.

Continúa el goteo de modelos y versiones eléctricas. Y hoy le toca el turno a un coche del que se hablará mucho en los próximos meses/años, por aglutinar todo lo bueno tanto en diseño como en prestaciones.

Rara es la semana, a veces incluso el día, en que no asistimos a la presentación de un nuevo SUV, sea nuevo modelo, versión de un modelo ya existente o nuevas generaciones. Y aunque podría pensarse que el segmento está saturado, nada más lejos de la realidad. Con cada nuevo todocamino descubrimos nuevas funciones, incluso nuevas carrocerías (la cupé está ahora de moda) y nuevas e ingeniosas soluciones futuristas principalmente de ayuda a la conducción.

En la trasera reinan a sus anchas las líneas lumínicas, muy en consonancia con toda la gama Audi.

Y aquí es donde el Q4 e-tron centra sus principales argumentos de promoción, concretamente en la función de realidad aumentada de que dispone su head-up display. La típica función de proyección en el parabrisas del lado del conductor cuenta ahora con una mayor superficie virtual al fondo del campo de visión, simulando situarse unos diez metros por delante del vehículo. Y ahí, en ese nuevo panel, flotan las indicaciones visuales de la navegación, principalmente las flechas que nos indican por dónde tenemos que girar o seguir de frente, dotando al conjunto de una sensación futurista que hace realmente agradabe, y divertida, la conducción del nuevo modelo de los cuatro aros.

Pero es que, claro, los árboles no nos dejan ver el bosque. Porque hablamos, nada menos, que de un SUV compacto completamente eléctrico, dividido en dos carrocerías, la e-tron y la Sportback e-tron, con un diseño totalmente made in Audi, pero con su propia personalidad. Con dos tamaños de batería (55 y 82 kWh), que permiten autonomías entre 340 y 519 kilómetros. Tres sistemas de propulsión diferentes: los dos primeros niveles con potencias de 170 y 204 CV, con tracción trasera; y un tercero con 299 CV gracias a sus dos propulsores, y tracción total. De esta forma, la versión superior de la gama, el Q4 50 e-tron quattro acelera de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 180 km/h.

En el interior destaca el nuevo volante achatado de la firma alemana.

No hace falta que hablemos de la gran carga tecnológica del modelo tanto en infoentretenimiento como en ayudas a la conducción. Y luego, a la hora de ponerse al volante, su tamaño compacto y su alta carga de diseño más prestaciones hace del Q4 e-tron uno de los coches más divertidos que hemos conducido.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Tony
A Favor
En Contra

Lástima que el consumo eléctrico sea tan elevado y lástima que no tenga red de supercargadores asociado, esto lo hace inviable como coche todo-uso (la red Ionuty es inexistente en España y las redes de Iberdrola y Endesa, con sus 50 kw de potencia máxima de carga, están pensadas para... pues no sé para qué están pensadas. Me temo que sigue siendo Tesla la única marca que ofrece un EV verdaderamente todo-uso, con su red de SuperChargers integrada en el software del vehículo y una autonomía media muy elevada por sus extremadamente bajos consumos.

Puntuación -1
#1