Motor

Renault, imputado en Francia por manipulación de las emisiones de sus vehículos diésel

  • Tendrá que pagar 20 millones de euros como parte de la investigación

El fabricante francés Renault anunció ayer que ha sido imputado por "engaño" en los dispositivos de control de emisiones contaminantes de los vehículos diésel.

El fabricante galo tendrá que pagar una fianza de 20 millones de euros, 18 de los cuales se destinarán al posible pago de daños y multas, al tiempo que deberá aportar una garantía bancaria de 60 millones de euros para afrontar las posibles indemnizaciones.

La investigación se abrió el pasado 12 de enero de 2017 y buscaba determinar si los instrumentos que regulan las emisiones de los vehículos diésel de la marca del rombo están programados para ocultar el volumen de contaminación en condiciones reales de conducción.

La compañía francesa se declaró inocente en esta causa, ya que niega haber cometido delito alguno y recordó que "sus vehículos no están equipados con ningún software de manipulación para el control de las emisiones contaminantes". La marca "siempre ha cumplido con las normativas francesas y europeas. Los vehículos Renault siempre han sido homologados de acuerdo con las leyes y normativas vigentes", explicó la marca gala.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin