Motor

Gama R de Volkswagen: los Arteon, Golf, T-Roc, Tiguan y Touareg con prestaciones a tope de vueltas

  • Toda la gama R comparte un motor 2.0 TSI de 300 CV (T-Roc) y 320 CV el resto

Volkswagen acaba de presentar la gama deportiva R más grande de su historia en el Circuito del Jarama madrileño, con el mismo objetivo de siempre: seguir transmitiendo la máxima emoción y deportividad a sus clientes. Siete versiones de cinco modelos de la firma alemana que alcanzan su mayor nivel prestacional y que comparten tecnología: motor 2.0 TSI, tracción 4MOTION y cambio DSG de siete velocidades.

Arteon R, Arteon Shooting Brake R, Golf R, Golf R Variant1, T-Roc R, Tiguan R y Touareg R. Las siete "R" de la gama ídem de Volkswagen, que si se juntan dan sensación de velocidad, de prestaciones y de sensaciones en los asfaltos más rápidos, como el del mítico Circuito del Jarama de Madrid, donde tuvo lugar la presentación de la gama "R"más numerosa y con mayor poderío equipo de la historia de la firma alemana.

Para que una versión de la gama de Volkswagen tenga derecho a lucir la letra R en su anagrama debe tener unas señas de identidad, diseño y personalidad propias. Por ejemplo, incorporar frenos R-Performance aligerados y sobredimensionados. En cuante a la personalización exterior, permite elegir llantas de diseño exclusivo de 19 a 22 pulgadas, paquetes de diseño "Black Style", paquetes R-Performance o el color Lápiz Blue, característico de la gama R de Volkswagen.

El interior personalizable es totalmente digitalizado, y huelga decir que los asientos deben ser deportivos tipo bucket. Con variedad de tapicerías en cueros naturales como Nappa-Carbon o Cuero Puglia. Y los pedales están hechos de acero inoxidable.

Si pasamos a elementos más técnicos, debemos hablar de sus suspensiones y barras estabilizadoras reforzadas con unos amortiguadores de nuevo tarado, que reducen la altura entre 10 y 20 milímetros en función del modelo que las monten. Todas las versiones cuentan con un tren de rodaje deportivo con suspensión adaptativa DCC, dirección progresiva y el modo de conducción Race con Launch Control, algo que ya es indispensable si nos referimos a un modelo deportivo. El eje delantero, de nuevo diseño, ha sido optimizado y aligerado, con un subchasis fabricado en aluminio, que permite ahorrar hasta tres kilos de peso.

Sonido genuino

Volkswagen es la primera marca de volumen que ofrece sistema de escape Akrapovic, que además de potenciar su diseño, genera un auténtico sonido deportivo, que se puede regular según los modos de conducción y aportar una reducción de peso de entre siete y diez kilos, debido a su fabricación en titanio. Un elemento sin duda indispensable si queremos meter "ruido" en todos los sentidos.

Aunque necesitaríamos un Quijote para poder glosar las excelencias de cada una de estas siete versiones de los cinco modelos de Volkswagen, no podemos pasar por alto que la gama R comparte el mismo corazón. Bajo el capó se ubica un motor turboalimentado 2.0 TSI de 300 CV y 400 Nm en el T-Roc y que aumenta hasta los 320 CV y 420 Nm en el resto de modelos. Los siete incorporan tracción 4MOTION y transmisión DSG de siete velocidades con una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,7 segundos en Golf R (T-Roc R, 4,8 segundos; y Arteon R y Tiguan R 4,9 segundos).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.