Motor

Audi Q5 Sportback: la 'fiebre SUV cupé' sigue extendiéndose por la gama de los cuatro aros

  • En versiones gasolina, diésel e híbridos enchufables con 62 km de autonomía
El nuevo Q5 Sportback: Audi + cupé + SUV

Tras el Q3 y el e-tron, le llega el turno ahora al SUV medio de Audi, el Q5, de mostrarse al mundo con su carrocería más deportiva y cupé. El Q5 Sportback llega en dos versiones, Q5 "a secas" y SQ5, esta última con motor diésel.

En esta "pandemia SUV" que nos ha contagiado desde hace varios años, son ya decenas las versiones e incluso subsegmentos que ya se ven en la gran mayoría de las marcas. Y si encima hablamos de marcas premium, como Audi, el objetivo de alcanzar el máximo grado de exclusividad sin perder las características propias de un todocamino se hace más que evidente. 

La marcada línea cupé, típica en todos los modelos Sportback de Audi

Como acertadamente se dice en un anuncio televisivo, "no todas las cervezas son iguales". Pues de la misma forma podemos afirmar que "no todos los SUV son iguales". Y más si hablamos de marcas premium como Audi, Mercedes, BMW, Maserati... Los modelos todocamino premium se distinguen del resto no solo por el precio, sino por cualidades que saltan a simple vista, como es un diseño exclusivo que respira exclusividad y refinamiento por los cuatro puntos cardinales. Y en Audi, la marca que nos toca hoy, esto es más que evidente. La gama "Q" de la firma de los cuatro aros ha logrado hacerse con un carácter propio dentro de la multitud de modelos que componen hoy en día el segmento SUV. Tanto el Q2 como el Q3, el Q4, el Q5, el Q7 y, especialmente, el Q8, logran transmitir, desde su primera visión, ese aire diferente, elegante, imponente, convincente. Pero si encima le añadimos un toque de deportividad, unos pocos ángulos más de caída en la trasera, retrocedemos en el tiempo del diseño del automóvil, llegamos a los siempre de moda cupés, y nos plantamos ante los modelos Sportback de los SUV de Audi.

El Audi Q5 Sportback atrapa ese glamur de las carrocerías cupé (el último grito en esto de los todocamino), y lo integra a la perfección con unas líneas suaves, pero contundentes, que arrancan desde una monumental parrilla, que engloba incluso los cuatro aros de la marca, escoltada por dos poderosas tomas de aire marca de la filosofía SUV. Luego, en los laterales, esos toques 4x4 siguen presentes en la líneas que firma los bajos del vehículo, y que confluyen en un todo en la trasera. Todo el conjunto combina, al menos a primera vista, la elegancia del diseño con la contundencia de un todoterreno, pues no olvidemos que los SUV no son solo para aparcarlos en el jardín.

A destacar también que las luces ya cuentan con tecnología LED de fábrica, y que en opción se pueden instalar luces OLED en la trasera, con la posibilidad de elegir entre tres firma lumínicas diferentes.

Interior del Audi Q5 Sportback, dominado por supuesto por la tecnología

Banqueta trasera plus

En lo que respecta al interior, pocos cambios en relación al Q5 "tradicional", y ni decir tiene que el Q5 Sportback sigue manteniendo las altas cotas de tecnología a través de varias pantallas, que pueden llegar a las 12,3 pulgadas. En cuanto a los asientos, al igual que el Q5, el Q5 Sportback cuenta con la banqueta trasera plus, con ajustes tanto longitudinales como de inclinación.

En cuanto a las motorizaciones, el Audi Q5 Sportback puede beber tanto gasolina como diésel, y combinarlos con hibridaciones ligeras y enchufables. Así, el Q5 Sportback está disponible con dos motores TDI diésel y un TFSI gasolina, con potencias que van desde los 163 hasta los 265 CV. Un sistema Mild Hybrid (MHEV) de 12 voltios contribuye a mejorar la eficiencia en los tres motores.

Además, Audi ofrece dos versiones con tecnología híbrida enchufable TFSIe (gasolina) en la gama Q5 Sportback: el 50 TFSIe, con 229 CV; y el 55 TFSIe, con 367 CV. Ambos híbridos enchufables cuentan con una autonomía eléctrica de 62 kilómetros. Y como curiosidad, el modelo más prestacional de la gama del Q5 Sportback es... diésel. Se trata del SQ5 Sportback TDI, con 341 CV y 700 Nm de par, con una velocidad de 250 km/h, limitada electrónicamente, y una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,1 segundos.

El nuevo Audi Q5 Sportback, que irá llegando a lo largo de este segundo trimestre del año, tiene una serie de precios que fluctúan entre los 55.810 y los 83.330 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin