Motor

Renault propone un ERTE hasta el 30 de septiembre para las plantas de Valladolid y Palencia

  • Debido a causas productivas por la crisis de los semiconductores procedentes de Asia
  • El ERTE afectará a un total de 9.159 trabajadores de las tres fábricas

La dirección de Renault en España ha propuesto a los sindicatos la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre en las dos fábricas de Valladolid y en Palencia, debido a la crisis de semiconductores.

Así, este ERTE afectará a toda la plantilla de las tres plantas, con lo que afectará a un total de 9.159 trabajadores.

Concretamente se van a solicitar 39 días para la factoría de Palencia, 32 días para la planta de Carrocería y Montaje de Valladolid y Direcciones Centrales y 31 días para la Ffábrica de Motores de Valladolid.

Hoy se ha constituido la comisión negociadora para la negociación de este ERTE por causas productivas, debido a "la penuria de semiconductores que afecta desde principio de año a todo el sector de la automoción se resiente también en las plantas de Renault en Castilla y León".

De esta manera, Renault ha entregado a los sindicatos la documentación con la que se inicia el periodo de consultas para la aplicación de este ERTE.

Tal y como ha reconocido Renault, "la compañía ha venido haciendo uso hasta el momento de las distintas medidas de flexibilidad con las que cuenta para afrontar este problema, pero dado el agotamiento de las mismas se ve en la necesidad de buscar una solución de estabilidad para las fábricas iniciando la negociación de un ERTE con la representación sindical".

Según ha reconocido el comité intercentros, la aplicación del ERTE se realizará "una vez agotados los descansos por bolsa y herramientas de flexibilidad de nuestro convenio colectivo, motivada por las bajadas productivas de nuestra factoría y la crisis de los semiconductores".

El delegado general de Renault en CCOO, Rubén González Pablo, ha explicado que "para CCOO es lamentable esta situación, teniendo claro que no es problema estructural sino coyuntural de la empresa y del sector del automóvil, pero tampoco lo hemos generado las personas trabajadoras de Renault. Analizaremos con responsabilidad esta situación, pero exigimos esa misma responsabilidad a la Dirección de la empresa de cara a buscar un acuerdo beneficioso para ambas partes".

Desde UGT han lamentado "la negativa de la empresa a ampliar el saldo de la bolsa, llevándonos a los trabajadores de Renault y de nuestras empresas auxiliares, a tener que acudir al desempleo". Además, el sindicato ha recordado que la empresa "tiene que agotar las medidas de flexibilidad acordadas, tanto en los contadores colectivos como en los individuales de la bolsa, antes de aplicar ERTE a los trabajadores".

ERTE en Sevilla

Renault España acordó a mediados del pasado mes un ERTE en la planta sevillana, especializada en la fabricación de cajas de cambios y con un millar de trabajadores, debido al desabastecimiento de semiconductores que sufre el sector automovilístico. El ERTE está vigente desde el 22 de marzo durante un máximo de 50 días, hasta el 30 de junio de 2021.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Marisa
A Favor
En Contra

Venga ERTES, los paga el gobierno. No Problem.

Puntuación 6
#1
Qlo
A Favor
En Contra

Pero ahora toda la electrónica es digital. Se puede pasar el comportamiento de un chip a otro distinto, va en programa. Pueden usar miles diferentes. Requerirá una pequeña adaptación, con unos electrónicos en unos días. Que no están por hacer coches. No es COVID así que no paga el estado, no se quién, empresa o trabajadores.

Puntuación 0
#2
Usuario validado en elEconomista.es
andyboo
A Favor
En Contra

1#

El gobierno no paga nada, lo pagan con los impuestos de todos, que no es de nadie, por eso estos mier**as de políticos manejan y estamos hechos un asco de país.

Puntuación 14
#3
no cabe un tonto mas
A Favor
En Contra

Es una buena excusa para cerrar y irse a otro lado, España no es buena para los negocios ni para las empresas y mucho menos para la gente de bien.

Puntuación 7
#4