Motor

Volkswagen Navarra reduce su beneficio un 15% en 2020, hasta los 66,2 millones de euros

  • La facturación descendió un 19,6%, hasta los 3.066,1 millones de euros
  • De otra parte, las inversiones crecieron un 63,5%, hasta los 98,8 millones

Volkswagen Navarra logró un beneficio después de impuestos de 66,2 millones de euros en 2020, lo que supone una reducción del 15,1% en comparación con los datos del ejercicio anterior, que ascendió hasta los 78 millones de euros.

Los ingresos totales ascendieron a 3.066,1 millones de euros, un 19,6% menos en tasa interanual. Del total, el 95% procedió de la venta de coches y el 5% restante de la venta de carrocerías, componentes y recambios.

Las inversiones alcanzaron el año pasado los 98,8 millones de euros, un 63,5% más en comparación con los 60,4 millones que se invirtieron en 2019. De esta cifra, 50,3 millones se invirtieron en trabajos relacionados con el lanzamiento en el segundo semestre de 2021 del tercer modelo de la fábrica; 15,2 millones se destinaron a la finalización de trabajos en la fábrica para la producción del Volkswagen T-Cross; y las labores directamente relacionadas con el rediseño del Polo supusieron una inversión de 5,9 millones. Por último, el resto de actuaciones realizadas en la fábrica sumaron una inversión de 27,4 millones de euros.

El presidente de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, ha calificado el resultado de la fábrica como "positivo, y especialmente valorable al haberse producido en un entorno internacional de gran volatilidad debido a la pandemia mundial", y ha agradecido "el excelente trabajo en equipo de una plantilla comprometida con los valores del Grupo Volkswagen que, además, está teniendo un comportamiento ejemplar ante la Covid-19".

Volkswagen Navarra cerró el año 2020 con una producción total de 242.666 vehículos, un 24,2% menos en tasa interanual, debido al parón y a una menor demanda fruto de la pandemia de coronavirus. Del total, 136.115 fueron Volkswagen T-Cross y 106.431 Volkswagen Polo. Además, se produjeron 72 coches de preserie del rediseño del Polo y 48 del nuevo CUV, modelos que se lanzarán en junio y septiembre de este año, respectivamente.

El 93% de la producción se destinó a la exportación a 43 países, siendo Alemania el primero de los destinos con un 25% de la producción; a continuación, se situaron Italia (16%) y Francia (15%).

En cuanto a las motorizaciones, el 92% de los coches fabricados fueron de versiones de gasolina, mientras que las de diésel alcanzaron el 6% y las de gas natural comprimido fueron el 2%. Por lo que respecta a la transmisión, el 48% de los vehículos fabricados equiparon cambio automático DSG.

De otra parte, la fábrica navarra de Landaben cerró el año 2020 con una plantilla de 4.754 trabajadores, 113 menos que un año antes.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin