Motor

Audi y FAW crearán una empresa conjunta para la producción de vehículos eléctricos en China

  • A partir de 2024 producirán varios modelos eléctricos de Audi para el mercado chino

La automovilística alemana Audi y su homóloga china FAW han firmado un memorando de entendimiento para la creación de una empresa conjunta dedicada a la producción conjunta de vehículos eléctricos en China.

Estos nuevos modelos se producirán en la plataforma PPE (Plataforma Eléctrica Prémium), que fue desarrollada conjuntamente con Porsche, para avanzar aún más en la transformación de su mayor mercado.

A partir de 2024 se producirán varios modelos totalmente eléctricos de Audi para el mercado chino en la nueva plataforma PPE.

El presidente del consejo de administración de Audi y responsable del negocio en China, Markus Duesmann, ha señalado que "esta decisión pone de relieve la importancia estratégica del mercado chino. Por lo tanto, estamos impulsando activamente las innovaciones a nivel local".

Audi y FAW están produciendo conjuntamente el e-tron Q2L totalmente eléctrico y el híbrido enchufable A6L TFSIe. Además, el previamente importado Audi e-tron se ha producido en Changchun desde finales de septiembre.

En los próximos años, Audi ofrecerá o localizará más modelos totalmente eléctricos de la familia e-tron en China. Para 2025, Audi planea generar aproximadamente un tercio de sus ventas de unidades en China con coches electrificados.

Audi ya produce en cuatro ciudades de China en la empresa conjunta FAW-VW: en Changchun, Foshan, Tianjin y Qingdao, con una capacidad total de aproximadamente 700.000 vehículos.

Entre enero y septiembre de este ejercicio, Audi entregó 512.081 vehículos a clientes en China, lo que supone un 4,5% más que en el mismo período del año anterior. A pesar de las interrupciones en la producción debido al coronavirus, la marca logró así el mejor resultado en sus 30 años de historia en China.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.