Motor

Iveco y sindicatos negocian un nuevo ERTE en Valladolid hasta el 30 de junio

  • La producción se iniciará el próximo 11 de mayo a un ritmo de 48 unidades por turno

Iveco y los sindicatos han mantenido este miércoles la segunda reunión para la negociación de un nuevo Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), por causas técnicas y organizativas, que quiere presentar la empresa para cubrir el periodo entre el final del estado de alarma y el 30 de junio.

Así lo han explicado fuentes sindicales a Europa Press después de que el pasado viernes la empresa informara a los representantes de los trabajadores de que, debido a la falta de suministros se retrasaba una semana, hasta el 11 de mayo, la vuelta a la actividad de las fábricas de Valladolid y Madrid y la intención de presentar un nuevo ERTE en la planta vallisoletana, ya que en la madrileña ya existe uno vigente hasta finales de junio.

En principio, según han precisado las mismas fuentes, el ERTE actual por fuerza mayor, vigente desde el 1 de abril, se mantendrá porque su punto de conclusión es el final del estado de alarma, de modo que seguirá vigente si hay una nueva prórroga por parte del Gobierno pese a que el día 11 se vuelva a la actividad.

Además, debido a que la empresa, al igual que buena parte del sector de la automoción tiene unas previsiones de fuerte caída de las ventas y de la necesidad de producción, la compañía quiere cubrir con otro ERTE el tiempo comprendido entre el final del estado de alarma y el 30 de junio.

La propuesta de Iveco es que este nuevo ERTE abarque todos los días laborables posibles, lo que no quiere decir que la factoría vaya a estar parada ese tiempo, ya que si existe demanda se mantendrá la producción y se excluirán del ERTE esas jornadas.

El lunes se produjo una primera reunión en la que la dirección entregó a los sindicatos la memoria explicativa y este miércoles se ha mantenido una segunda, en la que se ha fijado una nueva cita para el próximo martes, 5 de mayo.

Por parte de CC.OO., el secretario de la Sección Sindical en Iveco Valladolid, Juan Carlos Calvo, ha explicado a Europa Press que aunque la adopción de un ERTE "no es que encante" a los representantes de los trabajadores considera que es "un mal menor" porque si "la realidad es que no hay demanda, o lo regulas así o la manera es hacer despidos".

Por ello, este sindicato aboga por llegar a un acuerdo y buscar "la mejor fórmula para que la gente no se quede tirada", ya que ha recordado que la empresa tiene una plantilla "entera con contratos indefinidos", con lo cual no tiene "el colchón de finalizar los contratos de eventuales", como hacen otras compañías.

Así, el objetivo de CC.CO. es que "se proteja a los trabajadores" en este ERTE y se solvente la situación que se dio a mediados de marzo cuando la dirección adoptó de manera unilateral el expediente que está todavía vigente porque, según Calvo, estaba "dolida" por las protestas de la plantilla en los primeros días del estado de alarma por la falta de medidas de seguridad.

Por su parte, el sindicato CGT ha criticado que en las reuniones de la Comisión de Seguridad e Higiene, se comprueba "en qué van a consistir en realidad, las medidas que se van a tomar para velar por la seguridad de los trabajadores", en las que aseguran que la dirección no ha tenido en cuenta propuestas del sindicato como tiempos de descanso adicionales "para mitigar la fatiga que produce trabajar con mascarilla", ni proporcionar a los empleados un bote de gel hidroalcohólico para el lavado de manos, ni tampoco van a realizar test de tipo PCR a la plantilla antes de la vuelta a la actividad.

Según CGT la bajada de producción inicial a 48 vehículos por turno, "solo será efectiva durante la primera semana, pues la intención de la Dirección de la empresa es que a partir de la segunda semana se vuelva a la actividad habitual".

Además, han reprochado que la dirección alega que, como todos los trabajadores van a tener mascarilla "del tipo quirúrgico", no va a ser necesario mantener la distancia de seguridad de 2 metros.

En Valladolid, la compañía mantiene vigente un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) "por fuerza mayor" hasta el 30 de abril, mientras que en Madrid tiene aprobado hasta el 30 de junio un ERTE anterior a la crisis por el coronavirus.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin