Motor

La filial de piezas de recambio de Mercedes-Benz presentará un Erte que afectará a 160 personas

  • Distribuye componentes a Mercedes-Benz, Smart, Setra y FUSO

La filial de piezas de recambio de Mercedes-Benz, denominada Mercedes-Benz Parts Logistics Iberia, ha iniciado las conversaciones con los sindicatos para presentar a lo largo de la próxima semana un Erte que afectará a la totalidad de la plantilla (160 trabajadores) de la factoría que tiene ubicada en Azuqueca de Henares.

La actividad de Mercedes-Benz Parts Logistics se centra en la distribución de piezas de recambio originales para camiones, autobuses, furgonetas y turismos de las marcas Mercedes-Benz, Smart, Setra y FUSO.

Desde que el Gobierno decretó el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, la compañía implementó un plan de contingencia con medidas operativas y laborales con el objetivo de preservar al máximo la salud y seguridad de sus trabajadores y el mantenimiento del empleo, ha explicado la compañía.

Pese a estas medidas, la ralentización económica general con medidas como el cierre de fronteras y restricciones a la circulación por carretera, han provocado una "caída drástica y progresiva de la actividad comercial" enfrentándose el sector de la automoción a un escenario de durísimas condiciones de mercado.

Desde la filial se han comprometido a mantener el suministro de recambios para poder asegurar la movilidad de los camiones, ambulancias, furgonetas de reparto y demás vehículos de las marcas que representa.

Asimismo, la filial de Mercedes-Benz ha señalado que mantendrá un servicio para la recepción y distribución de piezas para minimizar las consecuencias de la regulación temporal de empleo, con el objetivo de garantizar la disponibilidad y envío de los recambios necesarios para las intervenciones en talleres y asistencia en carretera.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.