Motor

El beneficio operativo de Volkswagen Vehículos Comerciales cayó un 35% en 2019, hasta los 510 millones

  • Desde la marca no han querido adelantar previsiones para 2020

Volkswagen Vehículos Comerciales obtuvo un beneficio operativo de 510 millones de euros en 2019, lo que supone un descenso del 34,6% en comparación con los 780 millones de euros que ganó en el ejercicio anterior.

Según datos de la compañía del grupo Volkswagen, este resultado se explica, en parte, por el aumento de los costes fijos y por el desarrollo de nuevos productos, con un gasto en capital de hasta 1.800 millones de euros solo en 2019.

Por su parte, el año pasado los ingresos de la filial del consorcio alemán alcanzaron los 11.500 millones de euros, lo que supone un 3,3% menos que los 11.900 millones de euros que facturó en el ejercicio anterior.

Así, el margen operativo sobre ventas se redujo 2,2 puntos porcentuales, pasando de un 6,6% en 2018 a un 4,4% el año pasado.

De cara a 2020, el presidente del consejo de administración de Volkswagen Vehículos Comerciales, Thomas Sedran, ha asegurado que este "no es un año normal" y que no son "tiempos normales" debido a la expansión del brote de coronavirus por todo el mundo, que ha obligado a la compañía a cerrar sus instalaciones.

"Estamos salvaguardando nuestro negocio, velando por la salud de nuestro personal, brindando servicios y asesoramiento a nuestros clientes siempre que sea posible y vigilando nuestra liquidez aún más de lo habitual. Además, estamos trabajando muy duro para garantizar que podamos reiniciar rápidamente la producción y las entregas tan pronto como las circunstancias externas lo permitan", ha destacado Sedran.

Por todo ello, el directivo no ha querido adelantar previsiones de cara a final de año, porque esta crisis sanitaria seguirá notándose "mucho tiempo después".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.