Motor

El neumático del futuro de Goodyear tiene terciopelo y refrigera el sistema eléctrico del coche

Goodyear presenta su visión del neumático del mañana. Una rueda que se fija en la naturaleza y que es capaz de cumplir muchas funciones, más allá de ser un mero elemento de contacto con el asfalto.

El pasado Salón de Ginebra, como muchos sabrán, se suspendió por la crisis del coronavirus. Se quedaron en el tintero un montón de novedades que debían haber brillado bajo los focos de la siempre interesante feria suiza, y uno de esos claros ejemplos es el Lexus LF-30 Electrified, un concept cuya misión es conmemorar los 30 años de vida de la marca japonesa y, ya de paso, adelantar los rasgos de diseño y tecnológicos de los futuros modelos de Lexus. Un futuro, seguramente, más cercano de lo que pueda parecer.

Pero en este artículo no fijamos la atención en este eléctrico nipón. No. Lo que interesa en este caso son sus zapatos: unos flamantes Goodyear, también en fase de prototipo, que cuentan con unas características más que peculiares.

La primera de ellas, es que sirven como elemento de refrigeración para los motores eléctricos individuales que hay tras cada rueda. Si se mira la sección total del neumático, más o menos dos terceras partes sirven como elemento de contacto y agarre con el suelo, mientras la parte restante se subdivide en aletas con función de refrigeración. El aire entra por las tomas de aire del paragolpes delantero, llega hasta las ruedas y estas, mediante sus aletas, lo envían directamente a la parte eléctrica para disipar el calor, que vuelve hacia la rueda para ser expulsado por llanta al exterior.

La segunda cualidad tiene que ver con la reducción de la resistencia aerodinámica. Tanto el diseño como la forma exterior del neumático están pensados para mejorar la aerodinámica del coche, lo que mejora la eficiencia y se traduce en un amento de la autonomía, algo clave en todo vehículo eléctrico.

Otra característica llamativa es que esas aletas de la parte interior están recubiertas de un terciopelo fino que cumple una función acústica, ya que reduce el ruido de rodadura en gran medida. La marca establece una analogía con las alas de un búho, que están recubiertas de un plumaje tan fino que permiten al ave rapaz hacerse con sus presas en mitad de la noche con total sigilo.

El neumático conceptual que Goodyear ha diseñado para el Lexus LF-30 Electrified tiene una medida 285/35R24. Según palabras de Mike Rytokoski, vicepresidente y director de la marca en Europa, "estamos orgullosos de haber trabajado en este proyecto con Lexus, una compañía que ha sido pionera en la innovación de la movilidad durante 30 años", explica. "Esta colaboración demuestra, una vez más, el desempeño tan fundamental que los neumáticos pueden tener para dar forma al futuro de la movilidad eléctrica".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin