Motor

Coronavirus: cómo cuidar el coche durante la cuarentena

Nuestros coches también están en cuarentena durante la crisis del coronavirus. ¿Cómo debemos cuidarlos durante estos días que están parados?

El Gobierno acaba de decretar otros 15 días de cuarentena, a sumar a los 15 anteriores. Toca quedarse en casa, es una obligación y una cuestión de responsabilidad colectiva y, salvo aquellas personas que no tienen más remedio que subirse a su vehículo cada día por necesidad o porque su trabajo se lo impone, el resto debemos dejarlo parado durante este periodo.

Es por ello que debemos tener en cuenta algunos cuidados para que nuestro vehículo sufra lo menos posible en estos días de confinamiento y para no llevarnos una desagradable sorpresa cuando todo vuelva a la normalidad y empecemos a hacer uso otra vez de nuestro medio de transporte habitual.

Claves para cuidar el coche durante la crisis del coronavirus

Batería

La batería es, seguramente, el primer elemento que se va a resentir durante estos días. Si está medio gastada o el coche tiene ya ciertos años, cabe la posibilidad de que se descargue e impida arrancar el motor cuando queramos hacerlo. Dependiendo del estado, una batería puede quedar inutilizada en 15 días o un mes, fácilmente. ¿Solución? Especialmente para los coches antiguos: desconectar el borne negativo y así no perderá carga. En un coche moderno repleto de electrónica es mejor no hacerlo pues puede acarrear desconfiguraciones varias. Otra opción es hacer uso de un mantenedor de batería o, en defecto de ambos, arrancar el coche de vez cuando (mínimo, una vez a la semana) y mantenerlo así durante unos minutos. Esto último, mejor si el espacio es ventilado o al aire libre para no acumular humos indeseados en lugares cerrados.

Ruedas

Es importante que las ruedas no apoyen en el mismo punto durante mucho tiempo, ya que se pueden deformar. Basta con mover el coche ligeramente cada poco tiempo, apenas unos centímetros, para liberar al neumático de la carga en ese punto concreto. Mantener la presión adecuada o incluso algo por encima de lo recomendado por el fabricante puede ayudar en estos casos.

Líquidos

Fundamental tener todos los fluidos en el nivel adecuado. Esta será la manera de saber si hay pérdidas cuando volvamos a utilizar el vehículo. En cuanto a la gasolina, lo suyo es dejar el depósito con cierta cantidad (por encima de la mitad). Esto tiene un sentido, y es que cuanta menos cantidad hay, más rápido se evapora. Otra cosa sería dejar un coche parado durante un periodo muy prolongado, por ejemplo, cuando un coche permanece en un garaje durante largos meses o años. En ese caso es mejor que haya poco combustible o incluso nada, pues acabará pudriendo el depósito y obligará a cambiarlo.

Revisiones

En estos tiempos de coronavirus, el mantenimiento ordinario puede esperar. Si el coche está parado y ya le tocaba hacer cambio de aceite, tocará esperar. No hay problema, el motor puede aguantarlo. Igualmente, si justo antes de decretar el estado de alarma me dieron un pequeño golpe en una aleta y me tocaba ir a reparar, también puede esperar. Estos días, algunos talleres permanecen abiertos para dar servicio a los vehículos que hay en movimiento, pero la idea es atender a lo verdaderamente urgente. Si no hay causa justificada, como por ejemplo que el coche sea necesario para el desempeño del trabajo, el usuario no podrá acudir al taller. Tampoco el taller debería atender problemas menores durante estos días.

También interesante resulta saber qué otros trámites del vehículo se pueden realizar durante el estado de alarma (asistencia en carretera, exámenes, ITV).

Interior

Ya que el coche va a estar sin moverse durante días/semanas, conviene dejarlo vacío para evitar tentaciones a los amigos de lo ajeno, que suelen aprovechar los momentos de mayor debilidad y desatención para hacerse con lo que no es suyo.

Por otra parte, la primavera es época de lluvias, y la humedad no solo afecta a la carrocería del coche sino también al interior. Especialmente en los coches más antiguos, que están peor sellados y dejan pasar más agentes externos al habitáculo. Existen deshumidificadores que ayudan a mantener libre de humedad el interior. También hay fundas de exterior que pueden cumplir su papel a la hora de mantener el coche a salvo de las inclemencias meteorológicas. Para los coches que duerman en garaje cerrado existen fundas de interior que, este caso, sirven para no acumular polvo y suciedad.

Dicho todo esto, existen algunos supuestos contemplados en el Real Decreto 463/2020 por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, que sí permiten hacer uso del coche. Conviene tomar nota de lo que dice el artículo 7.

Libertad de circulación de las personas durante la crisis del coronavirus (en coche o de cualquier otra manera)

Durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades:

a) Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

d) Retorno al lugar de residencia habitual.

e) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

f) Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0