Motor

Rolls-Royce nos lleva a los lejanos años 20 del siglo XX con el coleccionable Dawn Silver Bullet

Biplaza, descapotable, cargado de glamour y solo apto para coleccionistas de bolsillo holgado. Así es el Rolls Royce Dawn Silver Bullet.

En tiempos de reclusión por el Coronavirus, Rolls Royce nos lleva a pensar en otras épocas a modo de evasión. Concretamente, a los lejanos años 20 del siglo pasado. Hace nada menos que cien años, las clases más adineradas que vivían en Hollywood se movían en roadsters biplaza en sus casi permanentes tiempos de ocio.

Eran jóvenes rebeldes de actitud despreocupada, que se desplazaban a bordo de máquinas glamourosas, como también glamouroso era todo lo que rodeaba a aquella incipiente meca del cine americano.

La firma británica ha decidido lanzar un modelo que conmemora aquellos años, como "una oda a la decadencia, a la frivolidad, a los buenos e irreverentes tiempos pasados". Bajo la denominación Rolls Royce Dawn Silver Bullet se esconde un R. R. Dawn descapotable, pero en versión de dos plazas y con un diseño especial.

No en vano, se trata de un vehículo que la marca considera 'de colección'. Es decir, no es uno más de la gama, sino una edición (limitada a 50 unidades, por cierto), que no solo pretende rendir homenaje a modelos de antaño sino que aspira a convertirse en un codiciado objeto de culto para garajes muy selectos.

De momento, el Rolls Royce Dawn Silver Bullet solo se ha presentado en forma de bocetos que dejan a la vista sus formas. Su nombre, Silver Bullet ('flecha plateada') enlaza con algunos predecesores como los Silver Dawn, Silver King, Silver Silence o Silver Spectre y hace referencia, no solo a su forma alargada sino a ese color de carrocería tan característico. Se trata de un tono de pintura exclusivo, plata ultra metalizado, que le da un toque distintivo.

Visto desde fuera, además de ese color, este Rolls Royce presenta algunos detalles exteriores en color oscuro, como los faros o el paragolpes delantero, que contrastan con el tono claro que predomina en todo lo demás. Las llantas parcialmente pulidas ofrecen un acabado de sombra translúcido también muy característico.

En el interior, la fibra de carbono da la bienvenida al conductor y al acompañante de una manera elegante y contemporánea. También el cuero es un material protagonista en el habitáculo de este enorme biplaza de más de 5 metros de longitud, al estar presente en el tapizado de numerosos elementos, entre ellos, el túnel de transmisión acolchado. La personalización es clave en el modelo británico, que permite al cliente hacer de su coche una unidad totalmente única.

Aunque de momento este coche solo se ha presentado como un mero ejercicio de diseño en forma de boceto, la intención de la marca es -suponemos- lanzarlo a producción más pronto que tarde. Rolls Roye tiene en mente, incluso, definir una serie de 'Silver Bullet Drives', que son una serie de viajes 'épicos' para que los futuros propietarios puedan hacer recorridos especiales a bordo de sus también especiales coches. Estas rutas estarán disponibles a través de Whispers, el punto de encuentro digital exclusivo de Rolls-Royce para sus clientes en todo el mundo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin