Motor

El blanco, color preferido de los compradores de automóviles de todo el mundo

El coche blanco, el preferido del comprador.

El blanco es por noveno año consecutivo el color de coche más elegido de todo el mundo por los compradores de automóviles, con un 38% de los usuarios, seguido del negro (19%) y del gris (13%), según datos del 67 informe global de popularidad de color en automoción de Axalta Coalting Systems.

Por su parte, el plateado ha dejado de estar entre los tres colores preferidos y su cuota de popularidad (10%) se sitúa en el nivel más bajo de dicho color durante más de una década. Blanco, negro, gris y plateado copan un 80% de la cuota de mercado en todo el mundo.

En Europa, la popularidad del blanco disminuyó un 1%, mientras que la del gris aumentó un 2%, lo que otorgó a este último, por primera vez, la primera posición en el 'Viejo Continente'.

El 'Informe global de popularidad de color' de Axalta se publicó por primera vez en 1953 y es el más antiguo en la industria de la automoción. Junto con él, los especialistas de color de Axalta de todo el mundo recopilan la historia y el futuro de los colores en el sector del automóvil.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.