Motor

Renault prevé reemplazar a su CEO, Thierry Bollore, para cerrar la crisis con Nissan

  • La Junta podría plantear la sucesión el 18 de octubre
Bolloré, junto al anterior presidente Carlos Ghosn.

Renault planea reemplazar al CEO Thierry Bollore en medio de la preocupación de que los estrechos vínculos del ejecutivo con Carlos Ghosn puedan obstaculizar la alianza de la automotriz francesa con Nissan Motor, según publica el diario francés Le Figaro y se hacen eco medios japoneses.

Tanto el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, como el gobierno francés, el principal accionista de la automotriz, apoyan el cambio, informó el martes el periódico francés Le Figaro. El tema puede ser planteado en una reunión de la junta directiva el 18 de octubre.

Se espera que Renault comience pronto una búsqueda completa de un sucesor. Se buscará tanto dentro como fuera de la empresa, aunque la búsqueda se centrará probablemente en los candidatos franceses, dado que el fabricante de automóviles es uno de los negocios más importantes de Francia.

Es probable que Bollore sea incapaz de luchar contra su derrocamiento, que cuenta con el apoyo del gobierno francés. Elegido personalmente por Ghosn como su sucesor, Bollore fue ascendido el año pasado al puesto número 2 de director de operaciones. Fue nombrado CEO en enero de 2019, tras el arresto y expulsión de Ghosn por un escándalo de compensación, pero tanto Renault como Nissan lo consideraron demasiado cercano al deshonrado ex jefe de la alianza. Bollore también se llevaba mal con algunos ejecutivos de Nissan.

Senard considera necesario un cambio en la gestión de Renault para reforzar la alianza franco-japonesa, y se cree que cuenta con la aprobación del gobierno francés.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.