Motor

Land Rover Discovery Sport, a la "caza" del cliente SUV pero más 4x4 que nunca

El Land Rover Discovery Sport vuelve tan SUV como 4x4

Llega el nuevo Land Rover Discovery Sport, con el objetivo de "conquistar" al público más SUV… sin renunciar en absoluto a su filosofía todoterreno.

Dentro de esta "ofensiva total SUV" que no dejamos de vivir, le toca el turno ahora a otro de esos modelos clásicos 4x4 que se apunta, con todo el derecho del mundo, a la moda que ya es realidad de los todocamino. Se trata del Land Rover Discovery Sport, que aunque a primera vista poco parece haber cambiado respecto al modelo de 2015, al que reemplaza (se sigue la línea estética que marcó hace ya siete años la generación actual del Range Rover), por dentro, tanto a nivel de interior como de motor, sí ha experimentado un buen número de cambios.

Aunque cambia poco en el exterior, el Discovery Sport tiene muchas actualizaciones

El modelo, que ya lleva nada menos que 30 años entre nosotros, aporta la tan socorrida función en los SUV de tamaño medio-grande de poder ofrecer siete plazas en su interior, con lo que se confirma, una vez más, la "muerte" del segmento monovolumen, cuyos "zombis" se integran a la perfección en el segmento todocamino o crossover o SUV, como más nos guste llamarlo. Ese número extendido de plazas se combina con la modularidad de las tres filas de asientos, con hasta 24 combinaciones posibles de combinar pasajeros y carga, gracias principalmente a la configuración 40:20:40 de la segunda fila de asientos.

El interior del Discovery Sport es más amplio, y sobre todo mucho más tecnológico

A todo ello se le suma otro concepto que ya es fundamental en el mercado del motor hoy en día: la electrificación. A los motores diésel y gasolina existentes en la gama del nuevo Discovery Sport se suma ahora, en el momento del lanzamiento, un motor MHEV (híbrido ligero) de 48 voltios. A principios del año que viene llegará un motor híbrido enchufable PHEV de tres cilindros.

Con todo ello, la amplísima gama del Land Rover Discovery Sport disfruta, a día de hoy, de una de las mayores ofertas del mercado, pues son 92 las versiones entre las que se puede elegir con las distintas combinaciones de motores, potencias y equipamiento.

A pesar de su "apuesta SUV", el Land Rover Discovery Sport sigue siendo uno de los pocos 4x4 puros que quedan

Con todo ello, en cualquiera de sus versiones, una cosa sigue sin dejar lugar a dudas: su absoluto "camperismo". El Discovery Sport, por mucho que se "familiarice", por muchas capacidad de seducción que tenga para su uso en ciudad o en carretera, sin necesidad de salir del asfalto, sigue siendo la "bestia" que todo cliente "de toda la vida" de Land Rover demanda: en caminos de tierra o en auténticas pistas trialeras se comporta como un auténtico todoterreno, y más con la gran cantidad de ayudas a la conducción, a todos los niveles, que aporta su alta carga tecnológica. Nos referimos, por ejemplo, a la nueva función "ClearSight Ground View", que nos ofrece una representación virtual de la visión frontal del vehículo, en la que "desaparece" el capó. O al espejo retrovisor virtual de alta definición, que nos muestra con toda claridad todo lo que ocurre detrás del vehículo, "saltándose" el casi siempre sucio parabrisas trasero. La ya conocida tecnología "Terrain Response 2" garantiza el poder afrontar, con toda confianza, el vadeo de ríos, escalar montañas y explorar lugares absolutamente inaccesibles a otros SUV.

El maletero es otro de los puntos fuertes del Discovery Sport
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0