Motor

¡Será por inventos!: el sector del automóvil registra 11.000 patentes en 2018, un 26% más

  • Por países, Japón en cabeza, seguido de Alemania y EEUU.
  • España no aparece en el listado de los diez principales países por patentes en automoción
Investigación de Toyota sobre el coche autónomo.

El sector del automóvil registró un total de 11.044 patentes en todo el mundo durante el pasado ejercicio, lo que supone un incremento del 26,4% en comparación con las 8.732 inscripciones contabilizadas en el año precedente, según datos de la Oficina Europea de Patentes (EPO, por sus siglas en inglés).

Estas cifras, recogidas en la guíaThe Automobile Industry Pocket Guide 2019-2020 de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), ponen de manifiesto que el 53% de estas patentes se registró en la Unión Europea, con un total de 5.848.Por países

Japón, con una cuota del 27,6% y 3.047 patentes, fue el primer país por volumen al término del año pasado, por delante de Alemania, que casi superó la barrera de las 3.000 patentes (2.988) y una penetración del 27%. Por su parte, Estados Unidos fue el tercer país con mayor representatividad en este campo en 2018, con 1.314 licencias y una cuota del 11,9%.

La cuarta plaza por número de patentes fue para Francia en 2018, con un total de 980 y un 8,8% de representatividad, seguida de Suecia, con 444 patentes (4%); de Italia, con 403 (3,6%); de Reino Unido, con 340 (3%), y de China, con 196 (1,8%).

El conjunto de los países que componen la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) -Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza- coparon el 1,9% de las patentes mundiales el año pasado, con 205, mientras que Corea del Sur alcanzó el 1,5%, con 169.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.