Motor ecológico

El eléctrico de Volkswagen y la nueva imagen de marca acaparan la atención de la noche del Grupo Volkswagen

  • Herbert Diess pider revisar los impuestos al coche eléctrico
  • El ID.3 permite tres opciones de autonomía, desde 330 km a 550
  • Recargará 290 kilómetros en 30 minutos, con una potencia de carga de 100 kiolovatios
Herbert Diess, en la noche del grupo Volkswagen en Fráncfort.

La revolución hacia el futuro del automóvil. Este es el mensaje que lanza el Grupo Volkswagen en el salón del Automóvil de Fráncfort, un mensaje que llevan meses repitiendo. Así, "la noche del Grupo" , un evento mitico que da el pistoletazo de salida al evento del motor alemán, se dedicó a reforzar la idea de que el futuro está en el coche eléctrico y Volkswagen está preparado. Así, se desveló en primer gran modelo de la ofensiva ecológica de Volkswagen, en ID.3 y la nueva imagen que la marca ha elegido para hacer frente a este etapa.

El nuevo ID.3 estará en el mercado con opciones de autonomía dependiendo del tamaño de batería: 45 kilovatios hora (330 kilómetros de autonomía), 58 kilovatios hora (420 kilómetros de autonomía) y 77 kilovatios hora (550 kilómetros de autonomía). 

Otro gran anuncio para los interesados en el modelo eléctrico es que será capaz de recargar unos 290 kilómetros de autonomía en 30 minutos, utilizando una potencia de carga de 100 kilovatios.

El ID.3 es el primer modelo de una nueva generación de vehículos eléctricos basados en la plataforma MEB y Volkswagen iniciará su fabricación durante el próximo mes de noviembre en Zwickau (Alemania). Las primeras unidades se entregarán a los clientes en verano de 2020. Dentro de esta ofensiva del grupo está el modelo de Seat, el e-Born entro otros.

30.000 pedidos

Las perspectivas para esta nueva ofensiva son buenas. Con un precio que rondará los 30.0000 euros, algo por debajo, hace unos días Volkswagen anunció que ya contaban con 30.000 pedidos de la edición de lanzamiento 1st Edition. La mayor parte de las reservas se concentra en Alemania, Noruega, Holanda, Suecia y Reino Unido, mercados con una mayor penetración de la motorización eléctrica y que suponen la gran esperanza del grupo para poder cumplir con las nuevas exigencias de Bruselas de no pasar los 95 g de CO2 de media en toda su flota matriculada.. Además, más de 100.000 personas han solicitado recibir de forma regular información del modelo.

Volkswagen abrió en mayo el plazo para que potenciales clientes en Europa de este modelo eléctrico pudieran hacer reservas de un 'slot' de producción de la edición de lanzamiento del ID.3, a cambio de realizar un depósito de 1.000 euros.

Garantía de ocho años

La compañía automovilística destacó que el ID.3 es el primer modelo de la familia de eléctricos que tiene previsto introducir en el mercado. La versión de entrada a la gama del modelo tendrá un precio de menos de 30.000 euros en Alemania, mientras que el ID.3 1st edition está por debajo de 40.000 euros (sin contar ayudas públicas). Volkswagen ofrece una garantía de ocho años o 160.000 kilómetros para las baterías del vehículo.

Tiene unas dimensiones comparables a las de un Golf, con una longitud de 4,26 metros, una anchura de 1,8 metros y 1,55 metros de altura. La distancia entre ejes es de 2,76 metros.

Interior del Volkswagen eléctrico ID-3

El interior, además de la pantalla en el puesto de conducción, hay una pantalla táctil de nueva generación en el centro, que ofrece una diagonal de pantalla de diez pulgadas, en la que se proporciona al conductor toda la información importante.

Asistencias a la conducción

Por su parte, entre las asistencias a la conducción destacan el sistema de vigilancia Front Assist con función de frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones, el freno anticolisiones múltiples, el asistente de aviso de salida del carril, el sistema de aparcamiento asistido con sistema de cámara de marcha atrás y el sistema de cierre y arranque sin llave "Keyless Access" con manillas de las puertas iluminadas.

"El ID.3 es un vehículo adecuado para el uso diario. Es compacto, por lo que ofrece la maniobrabilidad de un automóvil pequeño con el espacio interior de un vehículo de gama media. Combina un diseño emocionante con tecnología innovadora y una autonomía significativa", señaló la responsable de Ventas y Marketing de la familia ID., Silke Bagschik.

Nueva imagen

El otro gran evento de la noche fue la presentación de la nueva imagen de Volkswagen, no muy diferente de la anterior, por cierto. -Según contaron el la "noche del grupo", el futuro de la compañía es "eléctrico, totalmente conectado y con un balance de carbono neutral". Así, con este nueve diseño, Volkswagen ha creado una experiencia de marca uniforme de 360 grados, "más moderna y auténtica".

Nuevo logotipo de Volkswagen.

El nuevo diseño de la marca y el logo pretenden, según detalló la compañía, lograr una alta flexibilidad, y están pensados para aplicaciones digitales. Se prevé que el cambio a la nueva imagen de marca finalice a mediados de 2020 y se aplicará tanto a Volkswagen Turismos como a Volkswagen Vehículos Comerciales.

La implementación internacional del nuevo diseño de marca comenzará en este Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort y dará el 'pistoletazo de salida' cuando empiece a relucir en lo alto de la torre de la sede de la compañía.

Menos impuestos

Pero el coche eléctrico sigue siendo muy caro, casi el doble que el hómologo de combustión. Conscientes de este hándicap, el consejero delegado del grupo Volkswgaen, Herbert Diess, asegura que el coche eléctrico es la "mejor opción", tanto para los clientes como para la protección del medio ambiente, y subraya que la movilidad eléctrica tan solo tiene sentido si se deja de utilizar carbón. Por esto motivo, solicitada las administraciones que revisen los impuestos vinculados con los coches eléctricos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.