Imagen Todo Ancho Ecomotor

Los concesionarios de automóviles perderán más de 3.000 empleos por la caída de las ventas en 2019

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

Los concesionarios españoles de automóviles perderán más de 3.000 empleos por la pérdida de cerca de 100.000 matriculaciones con la que se cerrará este ejercicio en el mercado español, según ha asegurado el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez.

El directivo explicó que desde la Federación manejan unas estimaciones de que si el mercado español pierde entre 100.000 y 150.000 matriculaciones, la distribución de vehículos registraría un impacto sobre el empleo de alrededor de 3.000 puestos de trabajo.

Pérez, en una entrevista concedida a Europa Press, aseguró que en la actualidad, con motivo de la caída de ventas que se viene registrando desde hace meses, la contratación en los concesionarios "está paralizada". "Ahora mismo la contratación es cero, si seguimos al ritmo actual, es muy probable que se pierdan entre 100.000 y 150.000 matrículas, con lo cual, el concesionario tendrá que tomar la decisión de recortar sus estructuras", añadió.

"Ahora mismo la contratación es cero"

El presidente de Faconauto, que cumple dos años en el cargo, calificó este período como "positivo", aunque señaló que ha estado marcado por momentos muy convulsos, en los que se ha intentado explicar cómo debería estar el mercado para que la fabricación en España siga siendo importante y que las redes de concesionarios continúen en un momento bueno.

Pérez solicita al próximo Gobierno que tome medidas para la renovación del envejecido parque automovilístico español

De cara a la nueva legislatura, solicitó el próximo Gobierno que tome medidas para la renovación del envejecido parque automovilístico español, al tiempo que demandó que se "equilibre" la actual situación de desigualdad entre los fabricantes y los concesionarios.

"Se están viendo los movimientos convulsos que está habiendo en cuanto a cambios de contratos en los que se modifican de forma unilateral ciertos artículos, por lo que el concesionario necesita un equilibrio dentro de una economía moderna", aseguró, al tiempo que señaló que desde Faconauto seguirán ayudando a las redes para que incorporen las herramientas que les faciliten su trabajo.

Pero de lo previsto

En cuanto al cierre de mercado para 2019, Pérez destacó que la previsión inicial de la federación era que el ejercicio actual cerrara con una caída de hasta el 5%, aunque indicó que esta cifra se queda "corta" y que la bajada del mercado alcanzará el 7%, respecto a los 1,23 millones de turismos y todoterrenos comercializados en 2018.

"Pienso que nos hemos quedado cortos y ahora vemos una caída aproximada del 7% si las circunstancias se mantienen como hasta ahora"

"Pienso que nos hemos quedado cortos y ahora vemos una caída aproximada del 7% si las circunstancias se mantienen como hasta ahora. Quedan muchos meses para revertir esta tendencia, con una situación económica razonablemente buena y con una mejor confianza del consumidor", apuntó.

Según Pérez, la situación de caída del mercado se puede revertir con la toma de las medidas adecuadas, para lo que indicó que se está trabajando con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, con el que hay una "magnífica interlocución" y se mostró confiado en que haya un plan para que haya un mercado "pujante".

Plano en 2020

De cara a 2020, el presidente de la federación aseguró que el mercado se mantendrá plano, respecto a 2019, incluso con una "ligera caída" respecto a este ejercicio, mientras que la previsión de rentabilidad sobre facturación de la red para 2019 se sitúa en el 1,35%, en comparación con el 1,6% de 2018.

"Se da la circunstancia anómala en cualquier empresa de que con una mayor facturación por parte de los concesionarios, la rentabilidad media está disminuyendo. Se está apretando demasiado a unas redes, a las que, al mismo tiempo, se les exigen inversiones, tanto en la parte digital como en las instalaciones físicas", enfatizó.

Plan estratégico

Por otro lado, el máximo responsable de Faconauto resaltó que el mercado automovilístico "sufre mucho" cuando hay períodos electorales y solicitó que el Consejo Estratégico de Automoción se ponga a trabajar cuánto antes para implementar el Plan Estratégico del Automóvil, que fue aprobado por al final de la pasada legislatura.

Pérez, que señaló que el Plan contó con la participación de todos los actores relevantes del sector del automóvil, sirve para que ahora exista un documento abierto en el que hay que trabajar. "Tenemos que empezar a reunirnos y a poner temas encima de la mesa para que este país cuente con un plan nacional", apuntó.

Unidad de mercado

Asimismo, Pérez defendió que el tema del impacto medioambiental se afronte desde una perspectiva de unidad de mercado, ya que indicó que en el sector se necesitan normativas "claras, duras si es necesario, pero las mismas en todas las regiones".

Al mismo tiempo, recordó que las declaraciones del anterior Gobierno sobre el diésel "hicieron mucho daño" y aseguró que España no está preparada para la desaparición del diésel, ya que es un país fabricante de vehículos con estos motores.

Respecto a una posible subida impositiva al diésel, Pérez resaltó que el sector del automóvil "está muy gravado ya", con tasas de matriculación, IVA o a los carburantes, entre otras, y subrayó que lo que menos necesita la automoción "son más impuestos".

"El sector del automóvil está muy gravado ya, con tasas de matriculación, IVA o a los carburantes, entre otras"

"El automóvil necesita una carga impositiva menor, pero que se mantengan las ventas con incentivos para que el parque automovilístico envejecido se renueve", añadió. Además, destacó que el aumento de las ventas de coches de gasolina, en detrimento del diésel, está motivando una subida de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Pepe
A Favor
En Contra

¡Todos tranquilos, que no cunda el pánico!, todo esto se va a solucionar con los coches "a pilas", que siga el Gobierno penalizando y demonizando los coches a diesel y gasolina, ¿a ver de dónde se va a sacar tanta material prima para tanta batería, y a ver como va a ser el reciclaje de las mismas cuando lleguen al final de su vida útil?, no vaya a ser que echen los residuos en balsas de membranas de goma, como por aquí cerca de donde yo vivo, y que contaminen y pudran los acuíferos con metales pesados, y entonces veremos quien agrede más el medio ambiente, si los metales pesados, o los humos de los combustibles.

Puntuación 2
#1