Fórmula 1

El piloto francés Bianchi, en estado crítico tras un accidente en Suzuka

Por Abhishek y Takle

SUZUKA Japón (Reuters) - El piloto francés de Fórmula Uno Jules Bianchi se encuentra en estado crítico tras ser operado el domingo de una grave herida en la cabeza que se hizo durante un accidente en el Gran Premio de Fórmula 1 de Japón en el circuito de Suzuka.

El organismo que rige la Fórmula Uno dijo que el joven de 25 años perdió el control de su Marussia sobre la pista mojada y se golpeó contra un tractor que estaba intentando sacar un Sauber averiado.

El accidente obligó a detener la carrera, dejando a los pilotos conmocionados por lo ocurrido.

Jenson Button, de McLaren, quien finalizó quinto, dijo que es "un accidente que esperas que nunca ocurra en la Fórmula Uno".

Bianchi fue sacado inconsciente de su vehículo y trasladado en ambulancia al Hospital General Mie, donde fue intervenido quirúrgicamente.

"El escáner muestra que sufrió una grave herida en la cabeza", informó en un comunicado la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

En conversación con el canal France 3, el padre del piloto, Philippe Bianchi, dijo que podían pasar 24 horas antes de que la situación se aclare.

El accidente fue el más grave desde que el brasileño Felipe Massa estuviera a punto de perder la vida en 2009 en Hungría, tras ser golpeado en el casco por un muelle que salió despedido del vehículo que le precedía.

Massa se recuperó totalmente del incidente y estaba compitiendo el domingo con Williams.

El brasileño, que comparte representante con Bianchi, acudió tras la carrera al hospital junto a otros conductores y miembros de la escudería, mientras una ola de apoyo por el francés inundaba las redes sociales.

Bianchi, graduado de la academia de jóvenes pilotos de Ferrari, logró los primeros puntos de la historia para Marussia cuando terminó noveno en el Gran Premio de Mónaco de este año y se le considera un gran talento con un brillante futuro.

El accidente ocurrió en la curva Dunlop, el mismo punto en el que Adrian Sutil se salió de la pista y fue a parar al muro de neumáticos momentos antes (vuelta 42) y estaba viendo cómo sacaban su automóvil.

El accidente hizo que salieran los vehículos de seguridad y los médicos, y finalmente aparecieron las banderas rojas que suspendieron la competición.

PODIO EN SILENCIO

No hubo celebraciones en el podio ni corrió el champán, con los tres primeros brindando con las botellas antes de colocarlas de nuevo en el suelo.

"Obviamente es frustrante escuchar que uno de tus colegas está herido gravemente, que es la preocupación principal", dijo a la cadena BBC el ganador de la prueba, el piloto de Mercedes Lewis Hamilton.

"No estoy pensando en la carrera, estoy pensando en mi colega", comentó su compañero de equipo y máximo rival por el título, Nico Rosberg.

"He recibido alguna información y parece muy, muy grave. Le deseo lo mejor", dijo.

Nacido en Niza, Bianchi, que proviene de una familia amante del motor, es un compañero de viaje habitual del piloto de Ferrari dos veces campeón del mundo Fernando Alonso, y es muy popular con otros conductores, con los que suele jugar al fútbol.

La F1 muestra con orgullo su historial de seguridad y trabaja constantemente por hacer más seguros los vehículos, si bien es consciente de que el deporte siempre será peligroso.

"La carreras de motor son peligrosas. Nos acostumbramos si no pasa nada, y de repente nos sorprendemos todos", afirmó a los periodistas el ex campeón Niki Lauda, que sobrevivió a un terrible accidente en 1976.

(Editado por Carlos Serrano)

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin