Ecoaula

Save the Children ve la subida de la prestación por hijo a cargo "positiva pero insuficiente" contra la pobreza infantil

  • Calificó de "buena noticia" el que se dupliquen las ayudas a libros de texto
Madrid

La ONG Save the Children calificó este martes el aumento de la prestación por hijo a cargo para familias en situación de pobreza como "un intento positivo pero insuficiente" para luchar contra la pobreza infantil.

Así se pronunció la organización a través de un comunicado emitido tras la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 que, a su juicio, contiene "medidas esperanzadoras" para la infancia, aunque "están lejos de ser todas las que se requieren para contribuir de forma efectiva a la lucha contra la pobreza infantil".

Entre ellas, la entidad citó la incorporación de dos tramos de cuantías en función de la intensidad de la pobreza y recordó que en el caso de los hogares en situación de pobreza grave, aquellos bajo el umbral del 25% de la mediana de los ingresos, la prestación pasará de los 291 euros actuales a 588 euros al año. No obstante, para los demás hogares la prestación aumentará "solo en 50 euros al año, hasta alcanzar 341 euros anuales, es decir, pasa de 24,5 a 28,5 euros mensuales", destacó.

"Consideramos positivo el aumento de prestación para las familias en situación de pobreza grave, sin embargo, la subida para el resto no es suficiente", aseguró, en este sentido, Ana Sastre, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia en Save the Children, quien valoró la prestación por hijo a cargo como "una herramienta fundamental para la lucha contra la pobreza infantil", tal y como "demuestran" países como Alemania o Dinamarca.

"La infancia, hasta ahora olvidada en los Presupuestos Generales del Estado, requiere un avance más decidido en términos de inversión y si no se aumenta el esfuerzo, será muy difícil alcanzar en los próximos años los 100 euros mensuales en la cuantía por hijo a cargo que tanto el partido de Gobierno como los demás grupos políticos se han comprometido a alcanzar en 2022 en el Pacto por la infancia", agregó Sastre.

Por otro lado, también se refirió a las partidas dedicadas a Educación, señalando que, aunque en términos absolutos este capítulo crece un 5,9%, el gasto educativo "mantiene su peso en el presupuesto de tan solo el 0,7%" por lo que exigió una "apuesta de inversión importante, aún mayor, tras los años de recortes tal y como ha recomendado el Comité de Derechos del Niño".

La organización subrayó, además, el "significativo" incremento en el sistema general de becas, aunque la cifra de 150 millones está "muy lejos" de los 536 millones anunciados en el acuerdo presupuestario con Unidos Podemos "y hace difícil una reforma profunda y equitativa del sistema, que, en primer lugar requiere más inversión para acercarse al nivel europeo".

Save the Children calificó, asimismo, de "buena noticia" el que se dupliquen las ayudas a libros de texto y material escolar hasta los 100 millones de euros así como que se dote con un millón de euros a un Plan de Inclusión Educativa y se apueste por ampliar la escolarización en educación infantil de 0-3 años priorizando el acceso a los menores en situación de pobreza.

Sin embargo, la organización puntualizó que las inversiones van a depender de la situación financiera de los ayuntamientos y que los 31,27 millones de dotación "son solo un pequeño paso que sigue lejos de alcanzar el objetivo de la universalización".

Cooperación internacional

En otro orden de cosas, para Save the Children la dotación consignada para cooperación internacional "continúa con la fórmula" del Gobierno de Mariano Rajoy, con un "incremento ficticio al comprometerse partidas presupuestarias que no se ejecutan ni gastan". Como ejemplo de ello, lamentó que la mitad del incremento total se sitúe en los 425 millones de euros para el Fondo para la Promoción del Desarrollo (Fonprode), "a pesar de que lleva años sin ejecutar la financiación que tiene disponible".

"España ha reservado esa partida presupuestaria siendo consciente de que no tendrá que transferirla, por lo tanto es un incremento ficticio", insistió David del Campo, director de Cooperación Internacional y Acción Humanitaria de Save the Children, para quien "hubiera sido mucho más necesario que los 50 millones de incremento estuvieran dirigidos a la ejecución directa de proyectos por parte de la AECID, que ha demostrado ejecutar anualmente por encima del 95%".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0