Ecoaula

Celaá trabajará "desde este lunes" por un acuerdo en educación y para alcanzar la excelencia de la FP

  • La exconsejera vasca evitó referirse a la situación educativa en Cataluña

La nueva ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, tendrá entre sus principales cometidos en lo que queda de legislatura buscar consensos con los distintos sectores que conforman la comunidad educativa y los partidos de la oposición para lograr un acuerdo en esta materia.

Una tarea que se prevé complicada, ya que el PSOE se levantó el pasado mes de marzo de la subcomisión parlamentaria que buscaba este pacto, por lo que no se pudieron concluir los trabajos iniciados. Celaá ya ha dicho que intentará volver "a explorar las condiciones para acordar".

"Perseguimos el acuerdo en educación. Es algo muy demandado en la sociedad en su conjunto. Además, es un objetivo muy deseable y desde luego vamos a explorar todas las posibilidades con mucho cuidado y vamos a trabajar", dijo el jueves en el acto de intercambio de cartera con su predecesor, Iñigo Méndez de Vigo.

Otra de las cuestiones que tendrá que afrontar es la petición generalizada en el sector para revertir los recortes que se han producido durante los años de crisis económica y que algunas entidades cifran en 9.000 millones de euros.

También la solicitud por parte de algunos sindicatos, asociaciones y partidos de la oposición, entre ellos Podemos, de sustitución de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) por otra norma, algo que en el sector se considera que es complicado por el plazo de menos de dos años que le queda a la legislatura.

Aunque las políticas que afectan a la Universidad las llevará otro departamento, el de Ciencia, Innovación y Universidades, al frente del cual está Pedro Duque, adelantó que estarán en contacto para coordinarse. "No llevo Universidad, pero naturalmente tenemos una conexión entre el ministro (de Ciencia) y yo misma en ese sentido. Él se va a dedicar más a la ciencia y a la innovación, dada cuenta de su perfil", dijo tras tomar su cartera de manos de su predecesor.

"Ya iremos hablando. No se puede dar todo el mismo día. Paso a paso. "Step by step"", zanjó en perfecto inglés al ser preguntada por la reforma de la Educación Superior. Celaá tiene experiencia en el ámbito educativo vasco, donde como consejera con el lehendakari socialista Patxi López impulsó el trilingüismo y la digitalización de las aulas.

FP de "Marca España"

"Necesitamos serenar la educación, necesitamos estabilizarla y que las familias estén orgullosas del sistema educativo. Y para eso vamos a trabajar, y vamos a trabajar muy especialmente en la Formación Profesional. Tenemos que elevar la marca de país, tenemos que hacer que nuestros titulados en FP se sientan competitivos, sean excelentes, y que las empresas se abran a su competencia", agregó.

Respecto a la Formación Profesional, la ministra anunció que su objetivo es introducir mejoras cualitativas. "Voy a trabajar desde el lunes", aseveró, para elevar la FP a "marca España".

Según explicó el viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, trabajará por hacer un 'lifting' a la FP, para que sea competitiva y se coloque al nivel de empleabilidad de Europa, y lo hará contando con la opinión de centros educativos, agentes sociales y empresas.

Este objetivo de Celaá repercutiría en los 69.283 alumnos de FP Básica, los 348.512 de Grado Medio y los 380.575 de Grado Superior (que incluyen unos 24.000 de FP Dual), según los últimos datos disponibles referentes al curso 2016-2017. Precisamente, uno de los retos que tendrá que afrontar la nueva ministra será ampliar los módulos de FP Dual para impulsar este tipo de formación.

Mismo presupueso

Todo ello, apuntó, lo hará gobernando con un presupuesto que no apoyó en el Parlamento el PSOE, pero tratará de hacerlo "lo mejor posible" con "tareas muy interesantes". "El lunes me sentaré, miraré el presupuesto, pero vamos a mantener con todo respeto el objetivo ya comprometido por el presidente del Gobierno en sede parlamentaria y ese presupuesto se va a mantener", reiteró. El presupuesto de Educación asciende este año a 2.600 millones de euros, de los que 1.575 se destinarán a becas y ayudas al estudio.

En su primera conversación con los periodista tras intercambiar carteras, la exconsejera vasca evitó referirse a la situación educativa en Cataluña, aunque matizó que los españoles vivimos en un sistema autonómico y que el Ejecutivo tiene que trabajar con las autonomías para lograr objetivos. "Las lenguas autonómicas son bienvenidas, cauce de pensamiento, de sentimiento, y son lenguas españolas en las que nos reconocemos", expuso.

"Hoy la ciudadanía nos reclama, con razón, acordar, pactar, porque la educación es mucho más que las legítimas ideologías en las que nos reconocemos. Buscamos una educación inclusiva, integradora, comprensiva, bilingüe en unos casos, trilingüe en otros, respetuosa y cultivadora de las lenguas cooficiales, signo indiscutible de nuestra personalidad, de la diversidad de España", apuntó durante su primer discurso como ministra.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado