Ecoaula

Casado pide al Gobierno "incoar el requerimiento" para un 155 educativo si la Generalitat "persiste en el incumplimiento" de la cuota de castellano

  • Prometió que cuando llegue al Gobierno impulsará "una ley de lenguas a nivel nacional"
Madrid

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, pidió este martes al Gobierno de España que "incoe el requerimiento del cumplimiento de la Constitución en Cataluña" e "inicie el procedimiento" para aplicar un 155 educativo "si la Generalitat persiste en el incumplimiento de esta sentencia judicial" que dictamina que deben darse un 25% de las clases en catalán.

Así se pronunció desde Barcelona, tras reunirse con asociaciones en defensa del bilingüismo, momento que aprovechó para denunciar que "el Govern está cometiendo delitos", por ahora de "desacato a las sentencias judiciales", refiriéndose a la del Tribunal Supremo que refrenda la obligación de impartir el 25% de las clases en castellano en esa comunidad autónoma.

"Probablemente, si esto se retrasa en el tiempo, un delito de desobediencia tipificado en el artículo 410 del Código Penal", continuó Casado. Y si la Generalitat "sigue persistiendo en esta actitud", el presidente de los populares avisó de que podría incurrir en "un delito de prevaricación".

Por tanto, alertó "tanto al conseller de Educación como al presidente de la Generalitat que si persisten en esta actuación y el Gobierno de España no hace nada, nosotros mismos acudiremos a los tribunales para recabar la tutela judicial efectiva por la comisión de estos delitos".

Además, Casado avanzó que el PP ha registrado una proposición de ley para "la creación del Cuerpo de Alta Inspección Educativa" para "garantizar el fin del adoctrinamiento en toda la enseñanza nacional" y también garantizar "la libertad lingüística a la hora de recibir la educación en los porcentajes determinados por la ley o por la Justicia".

También informó de que hoy el PP ha promovido una declaración institucional "de condena de lo que está haciendo la Generalitat y los agitadores contra la familia de Canet de Mar y de apoyo a su hijo" y a las familias que quieren que se cumplan las sentencias de los tribunales sobre la cuota en castellano, iniciativa que pidió al PSOE que apoye.

Igualmente, prometió que cuando llegue al Gobierno impulsará "una ley de lenguas a nivel nacional", de tal manear que regule y proteja el uso de la lengua común y blinde la libertad de elección en la educación y también la libertad de acceso a la función pública sin que la lengua sea un requisito en todo el territorio nacional.

Casado habló, asimismo, de la acción de su partido en Europa en varios frentes, pidiendo al Consejo de Europa que "pueda tutelar el cumplimiento de sentencias judiciales como las libertades individuales de un menor y su familia" o con una pregunta dirigida a la Comisión Europea para que reclamarle que "se garanticen los derechos del niño y de la familia" de Canet de Mar que ha sido señalada y acosada por conseguir que un menor pueda recibir un 25% de las horas lectivas en castellano.

"Quien señala a un niño por sus dogmatismos ideológicos y políticos es un enfermo moral", avisó Casado, incidiendo en que "los niños son sagrados y no se puede ni apedrear ni aislar a niños". "Jamás en una democracia de ningún país de Europa democrática se tolera esto y la complicidad de un Gobierno de la cuarta economía del euro" es "absolutamente infame", deploró.

De tal manera, Casado se revolvió ante el "apartheid lingüístico" que se está produciendo en Cataluña. "Todos somos padres de Canet", remarcó, y explicó que su visita a Cataluña hoy tiene como fin "la defensa de los derechos civiles y de las libertades fundamentales de una familia y de otras muchas que se levantan para defenderlos, como los valientes padres de Canet".

En este contexto, el líder del PP acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de "preferir seguir en La Moncloa con los votos separatistas que juró solemnemente no aceptar en su investidura", lo cual ahora "está utilizando para dejar desamparada a una familia, a un niño y a una sociedad que mayoritariamente lo que quiere es seny, concordia civil y tolerancia".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin