Ecoaula

Vox pide al Gobierno que aplique el 155 para garantizar la enseñanza en castellano en Cataluña

Madrid

El Grupo Parlamentario Vox pidió este miércoles al Gobierno que aplique el artículo 155 de la Constitución para una "intervención de la administración autonómica catalana, para que cumplan las sentencias y ante cualquier infracción", como acatar la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a impartir el 25% de las clases en castellano en las aulas catalanas.

Así lo reclamó la diputada Georgina Trías ante el Pleno del Congreso durante la defensa de una interpelación urgente sobre las medidas que va a adoptar el Gobierno para garantizar la enseñanza en castellano en todo el territorio nacional.

La diputada criticó que los centros catalanes "tratan al castellano como una lengua extranjera", con dos horas a la semana, mientras las familias pasan por una "pesadilla" cuando defienden que sus hijos estudien en castellano en esa autonomía. "La sentencia obliga a poner el castellano en todos los colegios, no en la clase de la familia que lo pide", subrayó, a la par que denunció que la Generalitat ha pedido a los centros que desobedezcan la sentencia.

"Es urgente proteger a los catalanes de bien", exigió Trías, que también dijo que la inmersión "no ha funcionado" porque hay cientos de colegios donde no se enseña en castellano.

En su respuesta, la ministra aseguró que el modelo de inmersión lingüística lleva funcionando cuatro décadas, aunque "es mejorable", y que todas las leyes han garantizado el castellano, "también" la Lomloe: "Seguramente es un modelo que podría mejorarse, pero sus resultados son objetivos, los jóvenes son capaces de defenderse con la misma fluidez en castellano y en catalán". "El castellano no necesita ninguna garantía adicional, las leyes lo amparan", aseveró.

"Tengo confianza que la Generalitat actúe con la responsabilidad que la sentencia merece", prosiguió, aunque matizó que "es el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña quien tienen que comunicar a la Generalitat la firmeza de la sentencia".

Durante su turno, Alegría afeó a Vox por sus discursos "absolutamente feroces" y su posición de "sectarios" y les pidió que dejen de usar el castellano como "arma arrojadiza".

'Far West'

Previamente, la ministra de Educación tuvo que responder a varias preguntas parlamentarias también referidas a la enseñanza en castellano en Cataluña. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, le preguntó qué medidas va a adoptar el Ejecutivo para garantizar que se respeten los derechos de los niños catalanes, y pidió a Alegría que no permita que Cataluña se convierta en un "Far West" lingüístico.

Ante esta pregunta, Alegría aclaró que el Gobierno "respeta y acata" las sentencias judiciales, al tiempo que apuntó que confía en que la Generalitat catalana "actúe de manera responsable" al respecto. También aseguró que el Gobierno va a seguir trabajando por la defensa de los intereses de todos los ciudadanos y velando por el cumplimiento de todas las sentencias judiciales.

La líder de Ciudadanos criticó que el Ejecutivo defienda con "vehemencia" el sistema de inmersión lingüística de Cataluña, pero luego los "líderes políticos de Cataluña del PSOE llevan a sus hijos a escuelas caras con tres o cuatro lenguas vehiculares". Por este motivo, señaló que el Gobierno no es "progresista", sino que es "elitista".

A juicio de Arrimadas, los gobernantes catalanes se están "cachondeando" de la justicia, de las familias y de España, y el Ejecutivo "baja la cabeza". Por ello, le pidió que olvide su "deuda" con ERC y piense en su "deuda histórica" con las familias catalanas.

'Sentimiento propio'

También el portavoz de Educación del PP, Óscar Clavell, preguntó a la ministra qué piensa hacer el Gobierno para que la Generalitat cumpla la ley. Alegría le reprochó que "todos tenemos que cumplir las sentencias y acatar la ley", en relación al anuncio del Gobierno de Madrid de impedir la aplicación de las leyes de Educación y de Vivienda. Asimismo, Alegría defendió que "en Cataluña hay un sentimiento propio con el catalán que en ningún momento se hace contra el castellano".

Desde la Cup, Mirelia Vehí planteó su pregunta "desde la perspectiva de la diversidad lingüística" y calificó la defensa del castellano de PP y Ciudadanas de "alergia". La diputada también acusó al Supremo de seguir una "dinámica catalanófoba" y una guerra contra la lengua catalana.

"Habla de la sentencia como si fuera neutra", afeó a la ministra, recordando que hay convocada una manifestación para el 18 de diciembre en defensa del catalán y en contra de la "campaña ultraconservadora" que ven en las instituciones españolas. De seguir así, anunció Vehí, "la gente les va a pasar por encima".

Alegría también les pidió a los independentistas que "dejen de usar la lengua catalana como arma arrojadiza". "Han prostituido la educación y están en desobediencia", concluyó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin