Ecoaula

CCOO insiste en bajar las ratios educativas contratando 64.000 profesores más

  • CCOO exije que se mantengan las contrataciones en todas las comunidades autónomas
Madrid

La Federación de Enseñanza de CCOO insiste en que "no han desaparecido" las circunstancias que hicieron necesaria contratar 36.000 docentes para este curso y que "no se prevé que lo hagan a corto plazo". Por ello reclama que se bajen las ratios educativas contratando unos 64.000 docentes.

Así lo refleja en un informe que difundió este viernes en el que analiza la importancia de la ratio en el sistema educativo. En concreto, CCOO exije que se mantengan las contrataciones en todas las comunidades autónomas, "que sería posible con un plan de inversión plurianual de 2.654.470.608,75 euros para la reducción de las ratios de manera generalizada en el Estado, lo que llevaría a aumentar la plantilla en 63.886 docentes más respecto al curso 2019-2020".

Este incremento, según el sindicato, "permitiría alcanzar la composición óptima de las plantillas en cuanto a edad que establece la OCDE ya que, previsiblemente, se incorporarían mayoritariamente docentes menores de 30 años a las aulas".

En el informe, la organización sindical recuerda que propuso en las enmiendas a la Lomloe la reducción de las ratios, "fijándolas en 15 estudiantes por unidad en Infantil, 20 en Primaria y Secundaria, y 25 en Bachillerato". Según los cálculos del sindicato, con el volumen de contratación destinado a rebajar las ratios a 20, se podrían alcanzar las ratios propuestas en la enmienda de la Lomloe.

La Federación de Enseñanza de CCOO se ha dirigido por carta a la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, para solicitarle que se apruebe una prórroga de las contrataciones en la Conferencia Sectorial de Educación, y también ha solicitado a los grupos parlamentarios reuniones para hacerles llegar sus propuestas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.