Ecoaula

Ocho de cada diez alumnos con TEA estudian en centros ordinarios

  • Se ha triplicado en los últimos siete años

El alumnado con Trastorno del Espectro Autista (TEA) matriculado en centros ordinarios se ha triplicado en los últimos siete años y ya supera el 80%.

Así lo afirmó este jueves la Federación Autismo España, a partir del análisis llevado a cabo con los datos publicados por el Ministerio de Educación y Formación Profesional correspondientes al curso 2018-2019.

Según el Ministerio, dicho curso registró un total de 49.426 alumnos no universitarios con Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), una categoría "desfasada" pero que educación utiliza para referirse a los estudiantes con TEA y similares.

De ellos, más del 80% cursa sus estudios en la escuela ordinaria (83,49%), modalidad en la que estos estudiantes han triplicado su presencia en los últimos siete cursos. De hecho, el porcentaje de alumnos con TGD en centros ordinarios aumentó un 218% desde el curso 2011/2012.

Además, el alumnado que estudia en la modalidad integrada lo hace de forma mayoritaria en centros públicos, indica el informe de la federación. A su juicio, "este considerable aumento del alumnado con autismo hace imprescindible reforzar las medidas para garantizar su acceso a una educación de calidad, especializada e individualizada, y a los apoyos que lo hagan posible".

Por lo que respecta a la educación especial, los estudiantes acuden con más frecuencia también a centros públicos, pero en menor medida que en la integrada. Sin embargo, el alumnado que cursa educación especial en centros públicos ha incrementado su presencia ligeramente en los últimos años.

Uno de cada cuatro

Según los datos de Autismo España, los alumnos con TGD representaban el 23,2% del total del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo en el curso 2018-2019 (hace cinco eran el 17%). De ahí se deduce que uno de cada cuatro alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo tiene TEA, recalcan desde la federación.

En su opinión, ello indica que estos niños y jóvenes están infrarrepresentados en el sistema educativo, pues los estudios de prevalencia internacionales apuntan una incidencia del TEA en torno al 1% o incluso mayor (el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos señala que uno de cada 68 menores presenta un diagnóstico de TEA).

Autismo España achaca estos datos a la falta de diagnósticos adecuados y también a problemas de clasificación del sistema educativo. El estudio también aprecia mayor porcentaje de chicos con TEA que de chicas y una llamativa reducción de todos ellos en las etapas posobligatorias, que es mucho mayor que la del resto de estudiantes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin