Ecoaula

La Comunidad incrementa en 250 los docentes de Pedagogía Terapéutica y de Audición y Lenguaje durante este curso.

  • El curso 2019/2020 cuenta con 800 profesores más
Madrid

El consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, anunció hoy en el Pleno parlamentario que se ha incrementado en 250 el número de profesionales de Pedagogía Terapéutica (PT) y de Audición y Lenguaje (AL) durante este curso.

Explicó que tras estas incorporaciones ya superan la cifra de 2.300. También se refirió a los técnicos de integración social, conocidos como TIS, profesionales que se encargan de intervenir en cualquier grupo social y de prevenir la exclusión a través de la educación, y cuyo número también se ha incrementado un 202%.

Destacó "el esfuerzo importante en la dotación de recursos" y aseguró que "no ha habido cambio alguno de criterio respecto al tipo de alumnado que debe ser atendido por estos profesionales", ya que "los recursos se han distribuido de acuerdo a los dictámenes de los equipos de orientación pedagógica, como todos los cursos".

Asimismo, informó de que durante el presente curso escolar, la Comunidad de Madrid ha destinado alrededor de 310 millones de euros para la atención a la diversidad en el conjunto de centros sostenidos con fondos públicos gracias a la labor de más de 8.000 profesionales, de los cuales 2.300 son PT y AL.

Asimismo, recordó que actualmente hay más de 57.000 alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo, de los que el 95,5% estudian en centros sostenidas con fondos públicos y el 90,5% están integrados en centros ordinarios. De todos ellos, aproximadamente 33.000 tienen dictaminada la necesidad de profesionales PT, AL o ambos.

"El esfuerzo de la Comunidad se traduce principalmente en el incremento cercano al 260% del número de aulas TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo) en los últimos cinco años, dijo Ossorio, quien señaló que de las 186 existentes en el curso 2014/2015, se han llegado a las 484 del curso actual.

Tan sólo en este curso, añadió, se han aumentado en 93 aulas más sólo en un año. La creación de estas aulas, con ratio máxima de cinco alumnos, supone la incorporación de un profesor AL o PT más un técnico integrador social (TIS). Algo que ha sido posible porque el presupuesto de la Consejería de Educación creció en 600 millones entre 2015 y 2019.

Esfuerzos en recursos educativos

Respecto a la educación inclusiva, Ossorio dijo que el Gobierno regional considera que es la que da la mejor respuesta a la necesidad de cada alumno, y por eso defiende la labor que se realiza con los alumnos con necesidades educativas especiales tanto en los centros de educación especial, como la que se realiza en los centros ordinarios con apoyos educativos.

Indicó que en los últimos años, la Comunidad de Madrid ha realizado un gran esfuerzo para aportar los recursos educativos necesarios a cada alumno. Además, el curso 2019/2020 cuenta con 800 profesores más hasta alcanzar cerca de 53.000 en enseñanzas de régimen general, la cifra más alta de la serie histórica en la Comunidad de Madrid.

Dijo que el Gobierno regional también ha realizado un gran esfuerzo en mejorar y ampliar las infraestructuras educativas de los centros públicos de la región y explicó que este curso escolar 2019/2020 hay 10 nuevos centros y 43 ampliaciones que han supuesto la creación de cerca de 10.000 nuevas plazas en centros públicos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.