Ecoaula

Indra y Fundación Universia abren sus ayudas a universitarios para desarrollar tecnologías accesibles

  • Recibirán financiación las tres mejores propuestas
Madrid

Indra y Fundación Universia, que cuenta con el apoyo de Banco Santander para el desarrollo de sus actividades, han lanzado la IV Convocatoria de ayudas a proyectos de investigación aplicada a la creación de nuevas tecnologías accesibles, que por primera vez invita a los estudiantes de grado y posgrado de las universidades españolas a presentar sus propuestas para crear una sociedad más inclusiva mediante la tecnología.

Ese es el objetivo de la iniciativa de Tecnologías Accesibles de Indra, creada como parte de su responsabilidad corporativa para promover el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras que mejoren la calidad de vida y la integración social y laboral de las personas con discapacidad. Ya son más de 50 los proyectos desarrollados con un modelo innovador que aúna los esfuerzos de empresa, universidad y tercer sector.

Además de los estudiantes, como en ediciones anteriores, podrán participar en la Convocatoria grupos de investigación, centros y escuelas de negocio adscritas a universidades públicas o privadas del sistema universitario español, presentando sus candidaturas del 10 de septiembre al 10 de octubre en el portal http://www.tecnologiasaccesibles.com.

El estudiante cuyo proyecto sea seleccionado entrará a formar parte del programa Santander Explorer 'Jóvenes con ideas', que le brindará formación, apoyo y 'mentoring'

Los proyectos deben estar dirigidos al desarrollo de software, dispositivos, instrumentos o equipos que puedan ser utilizados por personas con discapacidad, con el fin de facilitar su actividad y participación en la sociedad o favorecer su acceso al empleo. Es necesario, además, que contemplen la colaboración con al menos una Fundación o Asociación de potenciales usuarios para garantizar que las tecnologías desarrolladas den respuesta a necesidades reales de las personas con discapacidad y para facilitar una correcta ejecución.

Recibirán financiación las tres mejores propuestas, una presentada por un estudiante y dos por grupos de investigación, seleccionadas por un jurado en base a su excelencia tecnológica, innovación, impacto real, utilidad y bajo coste para los usuarios. Adicionalmente, el estudiante cuyo proyecto sea seleccionado, entrará a formar parte del programa Explorer, que impulsa Banco Santander a través de Santander Universidades y coordina el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), en el marco de la iniciativa global Santander X. Esta iniciativa de emprendimiento universitario le brindará formación, apoyo y mentoring, en su convocatoria inmediatamente posterior al fallo del jurado.

Innovación con impacto real

Entre los criterios para elegir las propuestas ganadoras destaca la excelencia tecnológica de la solución, su viabilidad y transferencia real a productos o servicios que aún no existan en el mercado, su utilidad práctica en un entorno real de inclusión laboral y el alcance de su impacto, según el número de posibles beneficiarios y la posibilidad de internacionalizar la idea, además de su nivel de innovación.

También se tendrá en cuenta que el producto o servicio propuesto sea gratuito o tenga un coste reducido para los usuarios finales, así como que la solución sea open source, es decir, que utilice código de programación abierto, de forma que facilite su modificación y adaptación posterior.

La convocatoria de ayudas a proyectos de investigación en tecnologías accesibles se ha consolidado como la principal convocatoria de este tipo en España, capaz de despertar el interés de más de 100 grupos de investigación de universidades públicas y privadas de todo el país que han presentado cerca de 250 propuestas en las ediciones anteriores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.