Deportes

Sainz da un golpe sobre la mesa en una etapa acortada por el fuerte viento

  • El español le saca 18 minutos a Al-Attiyah y a Peterhansel
  • Barreda hace el doblete español en la jornada en motos
  • Alonso sufrió un espectacular accidente y pierde una hora
Foto: Reuters.

La delegación española ha vivido un día redondo en la décima etapa del Rally Dakar, un recorrido entre Haradh y Shubaytah acortado a 345 kilómetros cronometrados debido al fuerte viento, con las victorias de Carlos Sainz (Mini) y de Joan Barreda (Honda) en coches y motos, respectivamente.

La jornada fue especialmente satisfactoria para Sainz, ya que a su cuarta victoria en este Dakar le sumó la enorme diferencia que metió a sus rivales: Stéphane Peterhansel (Mini) perdió casi 12 minutos y Nasser Al-Attiyah (Toyota), casi 18. A falta de dos etapas para finalizar la carrera, Sainz lidera con 18:10 de ventaja sobre el catarí y 18:26 sobre el francés.

El día se inició con el espectacular accidente de Fernando Alonso (Toyota), que volcó mientras pasaba una duna y dios dos vueltas de campana. Ni el piloto asturiano ni su copiloto Marc Coma sufrieron consecuencias físicas y pudieron continuar en carrera, aunque sin el parabrisas de su coche, lo que dificultó mucho su visibilidad y les hizo perder una hora y 17 minutos.

En cuanto a las motos, Barreda por fin cantó victoria en este Dakar después de tres jornadas seguidas en el 'Top 3'. El castellonense ganó con poco más de un minuto de renta sobre el estadounidense Ricky Brabec (Honda), que reafirmó aún más su amplia ventaja en la clasificación general.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0