Deporte y Negocio

Jorge Garbajosa: "La realidad nos da la razón cuando apostamos por el deporte femenino"

  • Orgulloso tras organizar en Tenerife el "mejor Mundial femenino de la historia"
  • Cambiará el área deportiva masculina después de acordar seguir con Scariolo
  • Busca mejoras en economía, mujer, eventos, competiciones y relevo generacional
Foto: Dani G. Mata.
Madrid

En pleno corazón de Madrid se abren las puertas de la Federación Española de Baloncesto (FEB), el lugar desde donde se gestiona todo el éxito de la pelota naranja. Allí recibe a elEconomista su presidente, Jorge Garbajosa (Torrejón de Ardoz, 1977), para analizar toda la actualidad de la canasta. Su 2,06 de altura impresiona, pero el respeto se lo ha ganado con creces en las canchas y ahora lo hace en los despachos. Integrante de la mejor generación española de baloncesto, campeón del mundo en 2006, de Europa en 2009 y plata en Pekín 2008, su calidad la han apreciado en Vitoria, Málaga y Madrid, pero también en Italia, Rusia e incluso en la NBA, donde estuvo dos temporadas llegando a ser considerado uno de los mejores novatos de su año.

Desde que anunció su retirada en 2012 tuvo claro que quería ayudar a cambiar el baloncesto desde las altas esferas y ahora se encuentra inmerso en su tercer año al frente de la FEB. Por sus manos pasaron canastas de todo tipo que han derivado en bolígrafos y teléfonos que no le dan respiro, pero le hacen disfrutar de otra forma de su pasión. Las ventanas FIBA, la relación con la ACB, Scariolo, Juan Carlos Navarro y Pau Gasol, pero sobre todo los que hasta ahora son sus dos grandes logros, la mejora de las competiciones españolas y el papel de la mujer en este deporte. No rehúye de ningún tema y orgulloso sabe que, junto a todo su equipo, acaba de organizar un Mundial femenino para el recuerdo. Aún así, todavía queda mucho por lograr en su segundo camino al éxito.

Más de dos años desde que comenzó su mandato al frente de la FEB, ¿qué ha mejorado en este tiempo?

Me suele gustar que las notas las hagan externamente los asambleístas de la Federación, pero es cierto que puedo decir con orgullo que hemos mejorado el aspecto económico. Teníamos una situación muy complicada cuando llegamos y a día de hoy el presupuesto ya está estabilizado, el año pasado dimos beneficios y hemos reducido la deuda en un 40%. Esta recuperación económica nos marca el camino, pero tiene dos motivos principales en lo que yo determino una federación-empresa: la ilusión que generan nuestros equipos y la estabilidad financiera y organizativa que tan importante es para los patrocinadores, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y las federaciones autonómicas. Todo esto, junto al trabajo de los deportistas, es lo que consigue atraer a la gente.

¿Qué importancia tiene en lo económico que haya patrocinadores fieles y que se vincule tanto su marca al baloncesto?

Lo difícil no es llegar, sino mantenerse y nosotros contamos con sponsors de primerísimo nivel (Endesa, Santalucía, Día, Nike, CaixaBank, Vips...) que van renovando su compromiso. Nuestros ingresos privados son en torno al 85% de la Federación, con lo cual, esa confianza nos permite seguir creciendo.

Acaba de terminar el Mundial femenino y desde fuera se ve como un éxito en organización, audiencias, feminismo...¿Va más allá todo esto para la FEB del bronce de la Selección?

Muchísimo más y no lo decimos ahora que ha acabado. El tiempo era el que era, teníamos menos de dos años y nos habría gustado hacerlo con más calma, pero dijimos que esto no era un Mundial de nueve días. Ha sido espectacular, doy las gracias a todos porque ha sido la mejor Copa del Mundo femenina de la historia y espero que así nos lo reconozcan. Pero esto va más allá para nosotros cuando hablamos del sector femenino. El Mundial es un gran evento, pero es un cambio que iniciamos desde mi llegada y ahora que ha empezado la temporada femenina vemos que está la presentación, el Open Day, retransmisiones con Teledeporte todas las semanas, la voz que damos en Twitter...

Estamos reescribiendo la historia del femenino y esto continúa. El Mundial ha tenido audiencias de 400.000 espectadores con picos de 800.000 en Teledeporte, multiplicamos por seis o por siete la media de la cadena. Esto no es el fin de nada, es el principio de todo, hemos sembrado una semilla que ha crecido muy rápido y hay que regarla. Se han ampliado los Playoffs y la Copa de la Reina a dos equipos más, tenemos perspectivas de ampliar la competición doméstica a más clubes... Esto no para de crecer y tenemos que incentivarlo, la realidad nos da la razón cuando apostamos por el femenino.

Ndour, Palau, Torrens, Cruz...son nombres cada vez más conocidos en la calle. ¿Qué importancia tiene esto para alguien tan destacado en el baloncesto español como Garbajosa?

Es clave. Mi mujer es exjugadora de baloncesto y siempre me decía "tiene que cambiar porque las chicas dicen que quieren parecerse a Gasol o Navarro". Ya vemos lo que está pasando, ahora quieren ser Laia o Alba y eso es un gran motivo de esperanza. También en nuestras empresas, que antes apostaban mucho más por el masculino y ahora diversifican su inversión dándonos más recursos.

El baloncesto fue pionero en un convenio femenino y la apuesta por Universo Mujer es enorme pero, ¿qué más puede hacer la FEB?

Tenemos una relación excelente con la Asociación de Jugadoras de Baloncesto (AJUB), colaboramos con ellas y hemos puesto en marcha proyectos como 'Inspiration Women', pero tenemos que buscar en el día a día para impulsar más el deporte, que es referente en la sociedad. Muchas veces hablamos tanto de valores que los manoseamos, tenemos que dar un contenido a ese valor como por ejemplo con el liderazgo de la mujer. Hay figuras muy cercanas a nosotros como María José Rienda o Anna Montañana, son referentes que hacen que pongamos en valor la figura de la mujer. Lo estamos haciendo ahora, pero es un error nuestro porque lo teníamos que haber hecho todos desde hace muchos años.

Jorge Garbajosa junto a una las imágenes que ilustra el éxito del baloncesto femenino en la FEB. Foto: Dani G. Mata.

El CSD está elaborando la nueva ley del deporte, ¿qué le gustaría a la FEB que apareciese ahí?

Me gustaría una ley del deporte para todos. Para pedir ya habrá tiempo, nosotros hemos ofrecido nuestra máxima colaboración y María José Rienda sabe que cuenta con la FEB para lo que sea. Cuanto mejor le vaya al CSD y más apoyos tenga, mejor nos irá a todos.

Hace unos meses llegó Antonio Martín a la presidencia de la ACB, ¿han cambiado las relaciones con la FEB?

Con Francisco Roca teníamos una buena relación, no estábamos de acuerdo en todo, pero había voluntad siempre. Ahora con Martín la relación es extraordinaria, pero eso no quiere decir que vayamos a coincidir en todo, cada uno tiene sus intereses, pero en este tiempo siempre ha habido voluntad de negociar. Cuando llegué hace dos años me propuse que tenemos que mandar mensajes positivos a la gente, transmitir que el deporte sea agradable. Quiero ir de la mano de la ACB en todo lo que podamos y en lo que no podamos, al menos que hablemos.

Los grandes clubes de la ACB quieren reducir el número de plazas o cambiar el formato de la competición para no tener un calendario tan apretado...

ACB ha manifestado en público que hay que buscar soluciones creativas para que todos los clubes estén cómodos en la competición, algo lógico. La postura es de Real Madrid, Barcelona y Baskonia, la liga lo que dice es que hay 18 equipos y dentro de eso se tienen que adaptar según el interés de todos. Nosotros vamos de la mano de ellos y queremos que haya 18 equipos con dos descensos y dos ascensos, pues el tiempo nos ha dado la razón y la ACB y LEB Oro son ahora mejores ligas. Nuestra responsabilidad no es favorecer los intereses de nadie sino los del baloncesto.

Sin duda el gran conflicto que hay en este deporte es el de FIBA y Euroliga. Siempre ha hablado de que le gustaría que hubiese buena relación y la FEB es una de las federaciones más importantes del mundo. ¿Se ve como un puente entre ambas?

Hemos intentado siempre que haya buenas relaciones y vamos a seguir en ello. Es muy complicado porque es un conflicto que está por encima de la FEB, pero mi idea siempre ha sido la misma, la de proteger los intereses de la Selección y del baloncesto español para tratar de tener a los mejores jugadores que nos den las máximas garantías de clasificarnos para el Mundial y los Juegos Olímpicos. Luego sí, me gusta ser esa bisagra o puente para llegar a un acuerdo que beneficia a todos, algo que hasta ahora no hemos conseguido, pero en lo que se está trabajando y limando asperezas. Vamos a seguir en ello hasta que un día haya un calendario único, porque creo que si nos ponemos a trabajar de verdad y nos olvidamos de algunas cosas, podremos conseguir que haya ligas potentes, selecciones fuertes y los clubes a la vez jueguen competiciones de máximo nivel. Hay sitio para todos.

Hablaba de los mejores jugadores para la Selección y ya han ido NBA como Juancho Hernangómez o Euroliga como Sergio Rodríguez o Pierre Oriola, ¿pueden ir a corto plazo otros como Sergio Llull o algún NBA cuando el calendario no esté tan apretado?

¿Quién es el valiente que niega ahora que Quino Colom o Jaime Fernández no son de los mejores de España o que Oriol Paulí no es uno de los proyectos, realidades y futuros que tiene este país? Nosotros siempre tratamos de ver la parte buena y hemos enseñado al público jugadores con mucho potencial. Esto habla muy bien del nivel de los clubes españoles y que de equipos como Joventut o Estudiantes han aportado a la Selección y se han comprometido con ella. ¿Que nos gustaría tener ese 'pool' de jugadores cada ventana? Nosotros siempre intentamos contar con los que mejor pueden afrontar partidos decisivos de cara al Mundial. Quedan cuatro partidos, veremos qué pasa, pero hasta ahora el tiempo nos da la razón.

El triunfo de España radica mucho en la figura de Sergio Scariolo, quien este verano ha fichado por Toronto Raptors. ¿Se temió que dejase la Selección o siempre hubo acuerdo?

No es que se temiera, pero te planteas que quizás Sergio se vaya. Cuando más lejos estuvieron las posturas, creo que ambos vimos voluntariedad. Tengo claro que Scariolo es el mejor seleccionador posible para España y Sergio siente que es importante para él ser parte de la Federación, otra cosa es que había que conjugar la fórmula para un escenario nuevo. Su contrato le permitía estar en la Selección y en la NBA y lo fácil habría sido tirar por la calle del medio, pero decidimos pactar y trabajar mucho. Al final hemos dado con una medida que creo que satisface a todos porque Sergio sigue siendo seleccionador, a la vez cumple su sueño de ser asistente en la NBA y nosotros seguimos teniendo a la persona que tantos éxitos nos ha dado y entiende muy bien la filosofía FEB.

Empieza ya la temporada NBA, ¿cómo se va a trabajar?

Con Sergio hablo todos los días y con esta diferente situación vamos a reestructurar el área deportiva masculina. Sergio va a seguir siendo el secretario técnico de formación pero vamos a reforzar la estructura con gente de primer nivel que cerraremos en los próximos días.

En Toronto, Sergio va a coincidir con Serge Ibaka, ¿acerca este hecho a su vuelta a la Selección?

Serge no se ha ido nunca, siempre ha estado en el grupo de elegibles, pero las circunstancias hacen que solo se pueda escoger a uno y ahí la dirección deportiva tiene un bendito problema. Tienen que elegir entre dos jugadores absolutamente top mundiales como son Ibaka y Nikola Mirotic y en los últimos años la decisión ha sido la de llevar a Niko, pero Serge nunca se ha ido. Ojalá pudiéramos contar con los dos, pero hacer una selección no es tan fácil como llevar a los que más puntos meten, sino que tienes que llevar a los que mejor encajan.

Este verano ha habido mucho revuelo sobre la figura de Juan Carlos Navarro y la despedida que le brindó el Barcelona. ¿A la Federación le hubiese gustado menos ruido o un ruido más positivo sobre el jugador?

No voy a entrar a juzgar cómo un club procede en la despedida de un jugador, pero lo que sí sé es cómo actuó la FEB, que es mi obligación. El resto lo hace cada uno como considera oportuno y no soy nadie ni para ensalzar ni para criticar. Juan Carlos es un jugador muy importante para mí porque entramos juntos a la Selección, pero eso aquí queda al margen y hablamos de que es un referente para España, el líder, junto a Pau, de la mejor generación y un jugador que siempre ha transmitido un compromiso enorme con nuestro baloncesto. Juan Carlos tiene ese punto que no tienen otros jugadores y en un momento como su retirada tuvimos la suerte de un homenaje espectacular. Siendo de toda la vida del Barcelona ves a más de 10.000 personas en Madrid, y muchas de ellas aficionadas del Real Madrid, puestas de pie aplaudiéndole.

Se han ido Juan Carlos y Felipe, viene un Mundial en 2019 y unos Juegos Olímpicos en 2020, ¿ha dicho algo Pau Gasol a la FEB sobre su despedida?

Pau es extremadamente inteligente y nunca dice una palabra de más ni de menos. Siempre ha dicho que quiere estar, como mínimo, hasta Tokio, pero es verdad que tiene 38 años y tiene que evaluar su estado físico y su motivación cada temporada. Él nunca deja las cosas a medias y siempre que se ha volcado con algo ha ido a muerte (equipos, Selección, proyectos sociales...), por eso es tan grande. Su compromiso es tremendo y lo primero que dice siempre es "yo quiero estar con la Selección porque tengo un compromiso con los aficionados españoles", luego ¿si va a estar? No lo sabe ni él, porque es un tipo muy exigente consigo mismo y lo ha ganado todo, pero se sigue pidiendo más.

Jorge Garbajosa junto al Eurobasket femenino de 2017 y de fondo el Mundial masculino de 2006. Foto: Dani G. Mata.

Acaba de firmar un acuerdo con LaLiga para retransmitir por su canal los partidos de LEB Oro, ¿cuánta importancia tiene para, posiblemente, el segundo deporte en España el apoyo del fútbol?

Para nosotros ir de la mano de LaLiga es importantísimo y uno de los objetivos de esta Federación es mejorar nuestras competiciones desde el primer día. Ya hemos visto que son retransmisiones de primerísimo nivel y hemos dado un salto de calidad respecto al año pasado, además, estamos llegando a acuerdos con las televisiones autonómicas para intentar dar todos los partidos. Siempre que se empieza algo, necesita un proceso y ya estamos viendo el cambio, esto crece. Estoy en conversaciones con Javier Tebas y tenemos ambos claro que no es un proyecto de un momento y ya está, es para seguir avanzando y ser ambiciosos no año a año, sino mes a mes.

Siguiendo la relación con el fútbol... Tebas tiene por seguro que va a llevar un partido de LaLiga a EEUU, ¿se imagina algún día una división europea de la NBA o un equipo español jugando en la mejor liga del mundo?

Es complicado, se habló hace tiempo del Real Madrid, pero no sé hasta qué punto fue una realidad. Es muy difícil porque estamos hablando de la parte económica, la parte geográfica se puede solventar, pero en las finanzas, en los pabellones, entradas, presupuesto de los equipos... Mi sensación, que he hablado con gente de NBA, es que a corto plazo parece difícil, pero nunca se puede descartar nada.

Hemos empezado hablando de qué había cambiado en estos dos años, ¿qué queda por mejorar?

Queda muchísimo y eso nos ilusiona cada día. Queremos mejorar todas las competiciones, tenemos un relevo generacional tanto masculino como femenino con una base muy consolidada pero con gente que se está incorporando, hay que buscar nuevas formas de financiación y vías de ingreso, tenemos la organización de grandes eventos que nos demuestra siempre que hay un gran público y anunciantes detrás. También queremos opositar a ser sede de los grandes eventos de formación y absolutos. Queda mucho por hacer y resolver problemas del día a día, pero en las grandes líneas hay cinco temas: el presupuestario, la mujer, la organización de grandes eventos, las competiciones y el relevo generacional.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Basket
A Favor
En Contra

Fue espectacularmente aburrido, como casi cualquier deporte femenino. Jajaja

Puntuación -2
#1