Comunidades Autónomas

La feria por excelencia del sector nupcial

El salón Barcelona Bridal Fashion Week, que arranca hoy, no se limita esta edición al recinto Montjuïc de Fira de Barcelona y celebrará eventos alrededor de la ciudad

Dicen que las bodas están hechas para ellas, que los preparativos de unas nupcias son cuanto menos enfermizos, pero que todo vale para el que debe ser el mejor día de nuestras vidas. Todos estos tópicos quedan en meros detalles cuando llega el gran día; menos uno, el del vestido de la novia. Esa pieza que se torna como un tótem y que fija todas las miradas y comentarios de los comensales. No hay boda que se precie sin que haya una referencia a lo bella que luce la novia.

Por ello, el Barcelona Bridal Fashion Week invade esta semana la ciudad de Barcelona para esclarecer las ideas de tantas y tantas novias que buscan su vestido perfecto. Como es tradición desde hace casi una década, el certamen abrirá hoy con la nueva colección de vestidos de novia de Rosa Clará, y terminará el viernes, con el exclusivo desfile de Pronovias, que este año se celebra en el Pabellón Italiano de la Fira de de la ciudad. En las otras tres jornadas se estrenarán las colecciones de pesos pesados del sector como Jesús Peiró, Yolan Cris, Isabel Zapardiez o Matilde Cano. Tampoco van a faltar a esta cita las novias desmontables de Jordi Dalmau, o los diseñadores que vienen de fuera de nuestars fronteras, como Justin Alexander, la firma francesa Cymbeline o la diseñadora Galia Lahav.

En esta edición, el salón se extiende más allá del recinto Montjuïc de Fira de Barcelona y organiza eventos en distintos puntos de la ciudad, donde se expondrán fotografías y vestidos. Una de las actividades estrella que brillará con luz propia es una exposición fotográfica de Vogue Novias que estará integrada por 24 imágenes de novias de diferentes estilos retratadas por autores como Arthur Elgort, Mario Testino, Eugenio Recuenco, Álvaro Beamud, Nacho Alegre, Marcin Tyzska y Sergi Pons.

Encuentros profesionales

La feria ya ha tenido una previa. Ayer, en el Caixaforum, se celebró el Barcelona Wedding Summit, unas jornadas profesionales organizadas por la editorial Wedding Media International y por el salón Barcelona Bridal Fashion Week, que reunieron a expertos para analizar las transformaciones y perspectivas del negocio de la moda nupcial.

Abrió las jornadas el profesor de Iese, José Luis Nueno para presentar los resultados del estudio Millennial Brides: nacer en los 80?s, casarse hoy, y también participaron responsables de empresas como Raimon Bundó, Jesús Peiró, Parera Grupo, Inmaculada García y Swarovski, entre otras.

Según este estudio, la relevancia del sector de los vestidos de novia en España es indiscutible: con una facturación global de cerca de 1.300 millones de euros, este segmento supone el 12,9 por ciento sobre el conjunto del sector textil.

El sector cuenta con una red de 700 compañías, da empleo a más de 6.000 personas, produce cada año 755.000 vestidos de novia y es el único país occidental con una producción superior a la demanda interna. Cataluña, en este sentido, ostenta un 41,6 por ciento de la producción total.

Las exportaciones, que constituyen el 40,7 por ciento de la facturación de vestidos de novia bridal made in Spain, han conseguido compensar la caída del consumo interno con las ventas en países extranjeros. Así, gracias a la estrategia de internacionalización de las principales marcas del sector, en el periodo 2007-2014 la exportación de los vestidos de novia españoles ha experimentado una tasa de crecimiento anual compuesta del 12 por ciento, llegando a un valor de 507,4 millones de euros y triplicando en valor absoluto el importe del ejercicio 2007.

Actualmente, el producto español es especialmente apreciado en el extranjero, donde el diseño y la calidad de los productos made in Spain siguen triunfando. La presencia de las marcas españolas en el mundo se concentra sobre todo en Europa (77 por ciento).

A nivel mundial, China es el mayor productor de vestidos de novia con 10,6 millones de unidades, de las que el 72 por ciento tiene como destino la exportación. Estados Unidos es el tercer país productor de vestidos de novia, por detrás de China y Vietnam, con una producción de 1,8 millones de unidades.

Novias ?millenial?

Los nacidos entre 1980 y 2000 conforman el colectivo de los millenials, que constituye el grupo de novios potenciales más importante entre 2016 y 2030. Sabemos cuántos son y dónde habitan, pero ¿cuáles son sus características cualitativas? Tal y como subraya el profesor José Luis Nueno, "la novia millenial es la primera nativa digital y está cambiando el sistema de compra del vestido de novia, así que los puntos de interacción con la futura esposa se han multiplicado". Así, el shopping journey ya no empieza en las tiendas físicas, sino en Google, Instagram o Pinterest, webs, apps o blogs.

Las marcas y los retailers se tienen que adaptar a esta nueva realidad, ampliando su campo de acción: para todos ellos, alcanzar la omnicanalidad es hoy un imperativo. No obstante, la novia millenial europea y, sobre todo, la mediterránea usa Internet sólo para conseguir información, porque a la hora de comprar, seguirá primando la experiencia de la compra offline y la tienda física en este sentido se reforzará todavía más para ser el centro final y protagonista.

Pero, en líneas generales, las millenials eligen el prêt-à-couture con adaptaciones personalizadas sobre el modelo original, creado por el diseñador. El vestido a medida y la exclusividad son valores en alza para las novias de esta generación, que siguen apreciando el diseño y la calidad.

Millenial o no. El vestido es uno de los preparativos más importantes, sino el que más. De hecho, con vestidos firmados por Rosa Clará o Pronovias, ni Julia Roberts podría haberse fugado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado