Cataluña

La Generalitat reclama el traspaso total de las Cercanías catalanas

  • Tiene la titularidad del servicio, pero no de los trenes y vías, que pertenecen a Fomento

La red de Cercanías catalanas (Rodalies) ha sido noticia en reiteradas ocasiones durante los últimos meses por los 'desaguisados' que ha protagonizado.

Desde colapsos por averías en su software hasta robos de cobre que paralizaron la red y afectaron a más de 60.000 usuarios el pasado mes de diciembre. Pero ahora, Rodalies vuelve a ser polémica, por motivos políticos y que traerán cola. El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, se reunió ayer con la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, y le reclamó el traspaso total del servicio de Cercanías a la Generalitat de Cataluña .

La autonomía catalana es la titular del servicio de Cercanías desde 2009, lo que le permite gestionar los horarios para poder enlazar los trenes con otros transportes y mejorar las conexiones. Pero los convoyes y las estaciones siguen siendo propiedad del Ministerio de Fomento a través de Renfe y Adif, respectivamente.

Trenes y vías en propiedad

Ahora, Rull lo que reclama es el traspaso de esos trenes, así como las catenarias y estaciones que hay en la red de Cercanías catalana, para que pasen a ser propiedad de la Generalitat. Según Rull, la ministra se ha tomado la petición "con mucha educación".

El objetivo según el conseller, sería "plantear el traspaso de acuerdo con la ley ferroviaria y con el Estatuto, pedir la transferencia de la gestión de la infraestructura", aseveró Rull.

Como respuesta, Pastor recalcó que el Estado ha invertido en la red de Cercanías catalana un total de 247 millones desde el año 2012 de euros. Además, "en este momento se están ejecutando más de 400 millones de euros, de los que este año se licitarán 100 millones", espetó Pastor.

Lo cierto es que esos 400 millones a los que alude Pastor, pertenecían a una partida de urgencia para sustituir el Plan Cercanías, fallido y aún en el cajón del ministerio que ascendía a unos 4.000 millones. Ese plan acaba este año, por lo que de licitarse esos 100 millones, no se ejecutaría todo el presupuesto a pesar de las carencias.

La Generalitat asegura que de conseguir el traspaso, podría hacer una mejor gestión, como ciertamente ya hace con sus Ferrocarriles,que son un modelo en el transporte público europeo.

Pero a pesar de que las intenciones de la Generalitat sean lícitas para mejorar el impuntual sistema de Cercanías catalán, hay un problema: el procés.El proceso independentista no ayuda, y lo que hace unos años habría sido un mero conflicto de competencias que se solucionaría con cesiones, ahora se politizará en ambos frentes. Unos alegarán la injusticia del Gobierno central, y los otros que en un hipotético reparto de activos y pasivos, los trenes y catenarias serían de titularidad catalana. Y de mientras, los usuarios siguen sufriendo los retrasos de una red obsoleta y olvidada por ambas administraciones.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pepez
A Favor
En Contra

Evidentemente, con toda la educación del mundo, no se pueden transferir más competencias mientras esté el procí¨s en marcha, es decir, si quieren hacer algo lo tienen que hacer por las bravas, que lleven patriotas y asalten las cercanías, porque no se puede negociar con quien te impone.

Puntuación 0
#1
pitiu
A Favor
En Contra

Hartos del gobierno central por el pésimo funcionamiento de cercanias:

Inversiones incumplidas (¿dónde estan los 4000 millones prometidos?), retrasos generalizados, nula o equívoca información, maltrato flagrante por parte del personal de adif y renfe, trenes viejos sucios y malolientes y por último, el precio del billete es el más caro de España.

Se han preguntado los señores de RENFE y ADIF porqué les roban tanto cobre, mientras que los trenes de Ferrocarrils de la Generalitat no tienen este problema. Indudablemente, por la inversión que se hace.

Puntuación -5
#2
Usuario validado en elEconomista.es
axyz bxzy2
A Favor
En Contra

Si la gestión por parte de la Generalitat fuera a mejorar el servicio todavía se entendería. Lo único que harán es poner a un enchufado con un muy buen sueldo y las cosas seguirán igual. Solo conociendo al Rull ya da pavor en pensar que ellos administren las Rodalies. Vivo y padezco la administración en Catalunya.

Puntuación 3
#3