Cataluña

T4XI, un ángel implicado al 100%

  • Por Jordi Sabater Domènech/Josep Mª Pina Sánchez Mariscal

Ramón Pujol y su equipo han creado lo que se denomina un 'tech angel', una empresa con capacidad tecnológica para asociarse a los emprendedores y ayudarles, desde dentro del capital, a formar un equipo técnico propio. Una vez lo consiguen, salen del accionariado y se mantienen como asesores externos.

Los inicios se remontan diez años atrás, cuando en la Universidad Ramón Pujol, el equipo empezó a colaborar. Sin embargo, no fue hasta hace tres años cuando a raíz de un proyecto promovido por un grupo de estudiantes, se creó T4XI ideado como un estudio de programación y con una orientación de mucha implicación y proximidad a los clientes. Inicialmente se trataba de una iniciativa de base tecnológica en la que actuaban como proveedores, pero se fueron implicando en el día a día hasta integrarse en todas las reuniones y procesos. Así, se convirtieron en socios de la compañía.

De hecho, concluyeron que si una startup de base tecnológica carece de socio que domine la tecnología, el riesgo de fracaso es mayor. En este caso, el proyecto fracasó, pero el motivo fue otra de las principales causas de fracaso de las startups: la no dedicación a tiempo completo por parte de los promotores del proyecto.

El camino para consolidarse

Ese primera experiencia frustrada marcó el camino de T4XI: aportar conocimiento tecnológico al proyecto e implicarse como socios. El siguiente paso fue ser proveedores en WorldCoo -empresa que une comercio electrónico y las ONG-, un proyecto donde los socios conocían el negocio y tenían dedicación completa, pero faltaba una base tecnológica.

Entraron como socios y asumieron el puesto de CTO -director de tecnología- y así le dieron la forma definitiva al concepto de tech angel que querían desarrollar: ser proveedor y socio a la vez. Desde entonces, muchas propuestas han pasado por sus oficinas, pero la mayoría descartadas por las razones habituales: la falta de dedicación y planes de negocio no suficientemente trabajados. Los tech angel como T4XI tienen muy claro el perfil de los proyectos que perciben como posibles candidatos: que sean plataformas web -y no aplicaciones móviles-, con una base tecnológica muy importante -donde ellos aportan su knowhowdiferencial- y con un contacto directo, sea B2B o B2C, con el usuario final. También tienen claro el momento de entrar y de salir del proyecto participado. Su vocación no es quedarse, ya que los tech angel pretenden que sus participadas formen su equipo y ellos puedan salir y dedicarse a otro proyecto, asumiendo un rol de asesor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum