Cataluña

Germans Boada diversifica su oferta de maquinaria

En 1951 los hermanos Boada inventaron, bajo el sello Rubí, un cortador manual para mosaico hidráulico por petición de uno de sus clientes, herramienta que patentaron y empezaron a exportar a finales de los años cincuenta. La innovación y la exportación han sido dos de los pilares que han permitido a la empresa convertirse, 62 años después, en líderes en cortadores manuales de cerámica.

La compañía, bautizada con el nombre de los inventores, diseña, fabrica y distribuye maquinaria y herramientas para la construcción. Ademásde oficinas centrales en Rubí (Barcelona), cuenta con dos fábricas -en Santa Oliva del Penedés (Tarragona) y China-, nueve filiales, cinco sucursales y cuatro oficinas comerciales. La empresa dispone de una gama de 1.400 referencias -entre cortadores manuales de cerámica, cortadores eléctricos y accesorios y herramientas de mano para la construcción- que vende en 130 países.

En estos momentos, la compañía está trabajando en el desarrollo de una gama de productos químicos de limpieza para el sector de la construcción, que comercializará bajo la marca Rubí. Esta nueva línea, que prevé lanzar en abril, contará con un total de 23 productos diseñados para limpiar diferentes materiales, entre los que se encuentra la cerámica.

Previsiones para este año

Francia, Estados Unidos,España y Sudamérica son sus mercados principales, aunque tal y como afirma el director de marketing de la empresa, Daniel Pagès, "tenemos la vista puesta en África, un mercado que nos dará resultados a largo plazo. Ya estamos trabajando con una oficina comercial en Ghana". Los mercados exteriores suponen el 86 por ciento de la facturación de la empresa, que en 2013 fue de 47,2 millones, un 5,3 por ciento más que los resultados de 2012. Para este año, la previsión es crecer un 8,1 por ciento y alcanzar un volumen de ventas de 51 millones de euros. Tal y como explica Pagès, en el período 2008-2011 sufrieron las consecuencias de la crisis, pero gracias a la internacionalización, en los últimos años están creciendo.

Uno de los objetivos de la empresa para 2014 consiste en abordar el mercado brasileño, donde tal y como avanza Pagès, "la mejor fórmula pasa por abrir una planta de producción". Este año también está empezando a estudiar la mejor fórmula de entrada para iniciar su actividad en la India, donde espera adentrarse en 2015. El mercado sudamericano es uno de los que más está creciendo en estos momentos.

Un equipo de 292 personas integra la plantilla de la empresa familiar, en la que en estos momentos trabaja la segunda generación de la familia Boada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado