Castilla y León

Europac inaugura una fábrica de embalaje en Tánger con una inversión de 30 millones de euros

El Grupo Papeles y Cartones de Europa (Europac), con sede en la localidad palentina de Dueñas, ha inaugurado este martes Europac Packaging Med, una nueva fábrica integrada de embalaje en Tánger (Marruecos), que ha supuesto una inversión de 30 millones de euros

La nueva planta generará 114 empleos directos y 570 indirectos cuando funcione a pleno rendimiento. La nueva fábrica del Grupo Europac tiene una capacidad instalada máxima de 100 millones de metros cuadrados de cartón ondulado al año que se irá desarrollando a medida que el mercado crezca.

Durante el acto de inauguración, el presidente de la compañía, José Miguel Isidro, destacó que "la incorporación de esta fábrica a la gran familia de Europac representa una gran satisfacción por la culminación de una hoja de ruta diseñada en 1998, cuando definimos cómo nos gustaría que fuera el Grupo Europac del futuro. Nuestro objetivo era crecer en nuestros mercados naturales, España, Francia, Portugal y Marruecos, y hoy es una realidad".

De esta manera, indicó, la inauguración de este centro industrial es coherente no sólo con la estrategia de la compañía sino también con un modelo de negocio basado en la integración de actividades, la proximidad geográfica y la optimización de las sinergias logísticas y comerciales.

La mayor inversión desde 2010

La fábrica de Tánger es la mayor inversión del grupo desde 2010, la primera fuera de Europa y el primer greenfield. Según José Miguel Isidro, Marruecos es un mercado importante para la compañía por varios motivos. "La tasa de crecimiento del PIB de Marruecos se estima que será del por ciento en 2016, una cifra muy superior a la media europea, y el 50 por ciento del PIB marroquí proviene de los sectores industrial y agroalimentario, donde se concentran la mayoría de nuestros actuales clientes de embalaje", ha explicado el directivo.

La actividad de Europac en Marruecos se remonta a mayo de 2010, cuando puso en marcha un taller de embalaje heavy duty para dar servicio a Renault, uno de sus principales clientes en Francia. Ésta fue la primera piedra de un proyecto industrial cuyo gran hito es la puesta en marcha de Europac Packaging Med con el objetivo de reforzar la actividad en el sector industrial, ampliando el servicio ofertado a la automoción y su industria auxiliar, y abordar el sector estratégico del mercado agroalimentario.

En lo que respecta al sector agroalimentario, destaca el Plan Maroc Vert impulsado por el Ministerio de Agricultura y Pesca Marítima de Marruecos, una estrategia ambiciosa para aumentar la competitividad de la agricultura y convertirla en un motor del desarrollo social y económico del país. El plan incluye la reconversión de alrededor de un millón de hectáreas de cultivo de cereales en plantaciones hortofrutícolas.

Según el director de la División Packaging de Europac, Carlos Larriba, "nuestro objetivo es posicionarnos como el partner de embalaje en la cadena de suministro del cliente. Nuestra estrategia, basada en aportar valor a través de una política proactiva de desarrollo de servicios logísticos, diseño estructural y gráfico, innovación en nuevos embalajes y mejora de los ya existentes es la que nos permitirá conseguirlo".

Por lo tanto, continuó el primer directivo de la División Packaging, "no sólo se trata de hacer cajas, sino de aportar valor al cliente en todos los procesos y aplicaciones relacionados con las mismas. En definitiva, aportamos soluciones para ayudar a nuestros clientes a vender más y mejor, convirtiendo los desafíos de su empresa en oportunidades de negocio".

Ubicación estratégica

Por otra parte, la fábrica se encuentra a 20 kilómetros de distancia a Tánger Med Port, puerto de referencia en el Mediterráneo, destino de la importación de bobinas de papel y punto de partida de la exportación de producto terminado de la economía marroquí. Tánger Free Zone, a otros 20 kilómetros de la fábrica, es la zona de libre comercio entre Marruecos y la Unión Europea, y un catalizador de la actividad económica, describió la compañía. Todo ello, junto a su ubicación entre las ciudades de Tánger y Tetuán, deberían representar una ventaja competitiva para la instalación.

Por último, José Miguel Isidro ha señalado que espera que este proyecto contribuya a estrechar los vínculos económicos, empresariales y culturales entre Marruecos y España."Las relaciones comerciales recortarán la distancia entre las dos orillas del Mediterráneo y nos permitirán conocer más y mejor nuestras respectivas culturas y tradiciones, condición sine qua non para el respeto mutuo y la prosperidad económica y social de nuestros países", ha indicado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0