Campus

Los profesores de secundaria refuerzan los roles de género entre los estudiantes

La investigación desmonta la creencia de que los chicos son mejores en matemáticas y ciencia y muestra que las chicas sacan mejores notas, son más maduras y esto justifica que tengan menos fracaso escolar que sus compañeros

Una investigación de la UOC ha constatado que los roles de género juegan un papel importante en los estudios de secundaria, tanto entre alumnos como entre profesores. El estudio La fractura de género en los estudios de ciencias, tecnología, informática y lengua: expectativas y motivaciones del alumnado y el profesorado de secundaria ha analizado, a lo largo de tres años y desde una perspectiva de género, la toma de decisiones en chicos y chicas a la hora de escoger los estudios superiores y la influencia de las expectativas de los estudiantes y de los profesores.

Esta investigación, financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación y que ha finalizado recientemente, ha sido dirigida por Milagros Sáinz ?investigadora principal del proyecto y especialista en temas educativos y género? y forma parte de los proyectos del grupo de investigación Género y TIC del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC. La investigación consta de dos estudios: uno en el que se ha hecho un seguimiento de las motivaciones de más de 1.100 estudiantes entre segundo y cuarto de ESO (con una mediana de edad de catorce a dieciséis años) y otro cualitativo con entrevistas a 36 profesores.

«Del discurso de los profesores ?explica Sáinz? se desprende una tendencia a justificar con su actitud el menor interés de los chicos por los estudios. Es decir, se tiende a normalizar el que los chicos tengan conductas rupturistas en el aula. En el caso de los chicos, a la hora de explicar por qué no son académicamente tan buenos como las chicas, se utilizan argumentos como por ejemplo que son despistados o que son un desastre. En cambio, con las chicas se busca que sean trabajadoras, diligentes, centradas y que, en general, no se «desvíen» de las expectativas depositadas en ellas. En definitiva, todo este discurso pone de manifiesto que muchos profesores entrevistados tienen expectativas diferentes de los chicos y de las chicas». «Además ?añade?, cuando tratan de explicar cuáles tienen los mejores resultados académicos, algunos profesores reconocen que todavía hoy en día se tiende a asociar el hecho de ser brillantes e inteligentes con los hombres mientras que, en el caso de las chicas, se indica primero el esfuerzo y después la inteligencia para argumentar sus buenos resultados académicos».

El estudio enseña como los estudiantes también muestran percepciones congruentes con los roles de género. En general las chicas, que suelen sacar mejores notas, se inclinan por humanidades y ciencias de la salud mientras que los chicos lo hacen por los estudios tecnológicos. En la investigación se preguntó a los estudiantes sobre las notas, sobre cómo percibían sus propias competencias y sobre la percepción que los profesores tienen de ellos para saber, de este modo, la influencia de los docentes en sus expectativas de futuro. Así, las chicas manifiestan ser mejores ?y consideran que los profesores las consideran mejores? en lengua, biología y geología mientras que los chicos aseguran ser mejores ?y que los profesores así lo consideran? en matemáticas, física, química, tecnología e informática.

Pero, en cambio, los profesores entrevistados para el estudio cualitativo casi no perciben diferencias de género en las competencias en matemáticas y disciplinas científicas mostradas en el informe PISA. Y también admiten que las chicas acostumbran a sacar mejores notas y mejores competencias lectoras porque leen con más frecuencia. Por este motivo no les sorprende observar que las chicas puntúen más alto en comprensión lectora en los informes PISA. Por otro lado, reconocen que el fracaso y abandono escolar es mayor entre los chicos, a pesar de que una parte del profesorado lo justifica diciendo que a estas edades las chicas son más maduras y están más adaptadas al entorno y a los valores educativos.

El grupo de investigación Género y TIC del IN3, dirigido por Milagros Sáinz y que cuenta con un grupo interdisciplinario de investigadores, analiza el rol del género en la actual sociedad de la información y la comunicación desde una perspectiva internacional. Algunas de sus líneas de investigación son la situación de la mujer en los estudios universitarios TIC, el análisis comparativo de las políticas de igualdad de género en ciencia y tecnología en Europa y el género y la elección de estudios TIC en los estudios de secundaria.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin