Campus

La OCDE ve urgente comenzar a impartir educación financiera en las escuelas

Implantar una asignatura sobre educación financiera en las escuelas es una tarea "urgente" para asegurarse de que las nuevas promociones de estudiantes terminan el ciclo escolar con las competencias necesarias para afrontar su día a día, indicó hoy la OCDE.

Así se concluyó en su primer encuentro de alto nivel celebrado al respecto tras la publicación del informe PISA sobre Educación Financiera, que analizó la capacidad de los alumnos en asuntos como gestión de cuentas y tarjetas bancarias, planificación de sus finanzas, o comprensión de sus derechos y deberes como consumidores.

Entender esos conceptos, según indicó a EFE la directora del grupo de trabajo de la OCDE en la materia, Annamaria Lusardi, ha cobrado en el siglo XXI la misma importancia que saber leer y escribir, y cada año de retraso en su implantación en los colegios equivale a una "generación y oportunidad perdidas".

"Necesitamos que estén preparados para vivir en este nuevo mundo antes incluso de que terminen la escuela, porque es difícil llegar a ellos una vez fuera", apuntó la experta italiana, para la que es esencial la implicación del sector público y del privado, porque "todos se verán beneficiados de consumidores más informados".

El estudio, elaborado con la colaboración del banco español BBVA y publicado en julio, analizó a unos 29.000 alumnos de 13 países y economías de la OCDE y de otros cinco asociados, y reveló que el 15,3 % de los estudiantes no alcanzó el nivel básico de rendimiento, lo que implica por ejemplo problemas para interpretar facturas.

En un listado que lideró la ciudad china de Shanghái con 603 puntos y relegó al extremo opuesto a Colombia (379), dejando por debajo de la media de 500 puntos a países como España (484), solo el 3,8 % de los alumnos demostró un nivel de excelencia.

La estrategia a seguir, según explicó hoy a EFE la directora de programas y patrocinios sociales del BBVA, Lidia del Pozo, requiere un enfoque nacional más que global, que sepa adaptarse a los nuevos métodos de aprendizaje y fuentes de información, como móviles y tabletas.

"No se ve como una prioridad y debería serlo, porque los niños de ahora se enfrentan a decisiones financieras antes, más complicadas y durante más tiempo" que los de antes, señaló Del Pozo.

Se debe ver, en su opinión, como una inversión "a largo plazo", que rebase los muros de la escuela y en la que participen el sector privado y la sociedad civil con recursos y conocimientos, ante el coste que supone esta revisión del sistema, todavía no evaluado.

Las dos expertas coincidieron en que "queda mucho por mejorar" y confiaron en que los resultados de ese primer informe sigan abriendo la discusión y sirvan de llamada de atención sobre la política que debe aplicarse.

El próximo estudio PISA de este tipo se llevará a cabo el próximo año, y se prevé que tenga listas sus conclusiones para 2016 o 2017.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin