Campus

Un alumno de la enseñanza pública cuesta 822 euros por urso y uno de la concertada 1.549

Las familias españolas destinaron a enseñanza 13.142 millones de euros durante el curso 2011/2012, lo que supone una media de 1.319 euros por estudiante, según la última 'Encuesta sobre el gasto de los hogares en Educación', publicada por el INE.

El 42,7% del gasto en enseñanza reglada lo efectuaron los alumnos que cursaron sus estudios en aulas de titularidad pública (822 euros por alumno), el 21,6% los que estudiaron en aulas privadas concertadas (1.549 euros por alumno) y el 35,7% restante los que lo hicieron en aulas privadas sin concierto (3.627 euros por alumno).

En el curso 2011/2012 cursaron estudios de enseñanzas regladas cerca de 10 millones (9,96 millones) de alumnos. El 68,6% acudió a aulas públicas, el 18,4% a aulas privadas concertadas y el 13,0% a aulas privadas no concertadas. En enseñanzas no regladas se registraron casi 777.000 estudiantes. La enseñanza universitaria es la que generó un mayor gasto por alumno, tanto en aulas públicas (1.339 euros por alumno), como en aulas privadas sin concierto (5.664 euros por alumno). En las aulas privadas concertadas, el nivel más caro fue la Educación infantil de 2º ciclo con 1.765 euros por alumno (en la enseñanza universitaria no existe el concierto). En el otro extremo, los niveles educativos con gastos más bajos por alumno correspondieron, en las aulas públicas, a las enseñanzas del régimen especial de grado elemental y medio (234 euros); en las aulas privadas concertadas a la formación profesional de grado medio (787 euros); y finalmente en las aulas privadas sin concierto a la educación infantil 1º ciclo y guarderías (2.143 euros).

Desde el punto de vista de los ingresos mensuales netos del hogar, a mayor nivel de ingresos mayor proporción de estudiantes en aulas privadas (con y sin concierto). Esta tendencia fue más acusada en los hogares que superaron los 3.000 euros de ingresos mensuales. Los principales bienes y servicios relacionados con los estudios reglados son las clases lectivas (clases docentes, enseñanzas complementarias de carácter voluntario...), las actividades extraescolares, los servicios complementarios (comedor, transporte, residencia y servicios de cuidado de niños fuera del horario) y las actividades complementarias (excursiones?), así como el equipamiento escolar (libros de texto, uniformes, material de papelería, mochilas y pagos a las asociaciones de padres ?AMPAS-). En las aulas públicas, los niveles de educación infantil de 2º ciclo y los niveles obligatorios de primaria y E.S.O. se caracterizaron por la gratuidad en la enseñanza y el bachillerato supuso un coste prácticamente nulo, 32 euros por curso y alumno. En las aulas privadas concertadas, los niveles obligatorios de primaria y E.S.O. (totalmente concertados) tuvieron un coste de 298 euros y 276 euros por alumno cada uno mientras que la educación infantil 2º ciclo y el bachillerato (parcialmente concertados) oscilaron entre los 509 euros y los 548 euros, respectivamente.

En las aulas privadas no concertadas, el conjunto de los niveles tuvo importes similares de clases lectivas: educación infantil 2º ciclo (2.658 euros), primaria (3.109 euros), E.S.O. (2.877 euros) y bachillerato (2.915 euros). En la enseñanza universitaria las clases lectivas en aulas públicas representaron el 63,7% del gasto total medio por alumno (854 euros por alumno) y en aulas privadas no concertadas el 86,5% (4.901 euros por alumno). En el conjunto de la enseñanza no universitaria las clases lectivas en aulas públicas representaron el 5,0% del gasto total medio por alumno (35 euros por alumno), el 22,7% en aulas privadas concertadas (352 euros por alumno) y el 62,0% en privadas no concertadas (1.977 euros por alumno).

COMEDOR

El gasto en servicios complementarios ofrecidos por los centros (comedor, transporte, residencia y servicios de cuidado de niños fuera del horario) y las actividades complementarias contribuyeron en un 23,9% al presupuesto en educación. Por titularidad del aula, no se observaron excesivas discrepancias (el 25,4 % en públicas, el 27,5 % en privadas concertadas y el 19,9% en privadas sin concierto).

En cuanto a los usuarios, el comedor escolar fue el servicio complementario más demandado al que asistieron, alguna vez, uno de cada cuatro estudiantes. Los alumnos de educación infantil y primaria llegaron a ser el 87,2 % de los usuarios totales. El gasto del servicio de comedor fue de 542 euros en aulas públicas, de 869 euros en aulas privadas concertadas y de 1.008 euros en aulas privadas sin concierto. El servicio de cuidado de niños antes y después del horario escolar se concentró en la educación infantil y de primaria con porcentajes de asistencia del 6,0 % en estos niveles.

El transporte escolar fue utilizado por, aproximadamente, 600 mil alumnos. Los mayores porcentajes de usuarios correspondieron a la E.S.O. (el 11,9% de los alumnos) y al Bachillerato (el 9,4%). El servicio de residencia fue utilizado por tan sólo el 1,4 % de los alumnos y les supuso un gasto medio de 3.613 euros. El 56,8 % de los usuarios totales, cursaban estudios universitarios.

ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES

Las actividades extraescolares supusieron un coste medio de 362 euros por usuario, el 11,4% del presupuesto destinado a educación. Las clases de apoyo y ocio impartidas en el propio centro costaron 144 euros y las recibidas fuera del centro educativo 620 euros. El 22,5% de los estudiantes asistió a actividades extraescolares de apoyo (matemáticas, inglés...) y de ocio (deportes, teatro...) en el propio centro. El coste por estudiante usuario osciló entre los 92 euros en aulas públicas, 199 euros en privadas concertadas y 320 euros en privadas sin concierto. Por su parte, un 19,1% recurrió a academias o profesores particulares para recibir clases de apoyo fuera del centro.

Los importes por usuario fueron 581 euros en alumnos de aulas públicas, 638 euros para los de aulas concertadas y 913 euros para los de aulas no concertadas. El mayor índice de asistencia en actividades extraescolares (de apoyo y ocio) en el propio centro se encontró en primaria, con el 41,7 % del alumnado. Fuera del centro, el nivel con mayor participación fue el bachillerato, con el 38,4 % de los estudiantes. Los libros de texto, el material educativo, uniformes y equipos deportivos, y pagos a AMPAS (Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos) supusieron 337 euros del presupuesto que el conjunto de los hogares dedicó a cada estudiante en el curso 2011/2012. El equipamiento representó la mayor partida del presupuesto educativo en las aulas públicas (con el 36,4%) y en las privadas concertadas (el 34,2%). En las aulas privadas no concertadas, este gasto no fue tan significativo, el 7,2%.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

burret
A Favor
En Contra

Vaya hombre! Ningún comentario. Si no podemos empezar a soltar pullas contra la pública, lo cara que es, lo mala que es, etc. ya no nos animamos a comentar... Curioso.

Puntuación 1
#1
op2u3poi2u3
A Favor
En Contra

los ordinales se abrevian con un punto: 1.º 2.º etc.

Puntuación 0
#2
Enrique
A Favor
En Contra

La idea de que quien controla la educación controla el poder es antigua y la antagonía actual entre la enseñanza pública y la enseñanza privada es una consecuencia de ella. No deja de ser un conflicto de intereses y de ideologías, con un fuerte componente emocional, en el que, activamente o a nuestro pesar, todos estamos implicados. Un conflicto en el que confluyen distintos enfrentamientos, el del laicismo frente al catolicismo o cualquier otra religión, el del liberalismo frente al socialismo, el individualismo frente al colectivismo y, en definitiva, el que tiene cada individuo con el Estado o cualquier otra forma de poder.

Porque, frente a la obligatoriedad de mandar a nuestros hijos a la escuela surge el deseo lógico de elegir la escuela a la que los mandamos. Y esta elección, suponiendo que nuestras circunstancias nos lo permitan, no depende exclusivamente de la instrucción formal que puedan ofrecer las distintas escuelas, institutos o colegios, sino también de todo lo que los acompaña; desde la ubicación y el alumnado de cada centro, hasta la confianza que nos merecen su proyecto educativo, sus profesores y sus resultados.

http://www.otraspoliticas.com/educacion/el-pacto-necesario

Puntuación 0
#3