Banca y finanzas

Todó se quejó al Gobierno y al Banco de España al ser investigado por la Fiscalía

Barcelona, 16 oct (EFE).- El ex director general de CatalunyaCaixa Adolf Todó ha asegurado hoy que se quedó "casi en estado catatónico" al enterarse de que la Fiscalía le investigaba por las retribuciones abonadas a la cúpula de la entidad y ha desvelado que envió un correo eléctrico de queja tanto al Gobierno como al Banco de España.

En el juicio ante la Audiencia Provincial de Barcelona por los sobresueldos abonados en esa entidad financiera, Todó ha descrito de esa forma su reacción al descubrir, en julio de 2012 y por la prensa, que se investigaba esa parte de su gestión al mismo tiempo que el FROB le mantenía al frente de CatalunyaCaixa.

Esa noticia fue "impactante" para él, ha confesado Todó, que ha precisado que envió un correo electrónico "de queja absoluta" al exministro de Economía Luis De Guindos, así como también al exgobernador del Banco de España Luis María Linde; al exsubgobernador Fernando Restoy, e incluso al exconseller de Economía Andreu Mas-Colell.

"Era inaudito. Estábamos dejándonos la piel y trabajando como locos y hacía más de un año que el FROB me mantenía como ejecutivo", ha asegurado Todó.

Todó también ha desvelado que cuando conoció que la Fiscalía le investigaba, recibió llamadas "de mucha gente", entre ellas la del presidente de una entidad financiera muy importante.

Este directivo, cuyo nombre no ha desvelado, preguntó a Todó, siempre según su testimonio, si creía que esa investigación era "casualidad o causalidad". "Yo no sabía de qué me hablaba y entonces me dijo que el día anterior había salido en prensa que (Rodrigo) Rato había sido imputado por la salida a bolsa de Bankia".

"Nunca jamás he tenido una visión conspiradora de la vida, pero aquel señor me lo recordó y pensé que quizá era más perspicaz que yo", ha dicho Todó a preguntas de su abogado, y se ha mostrado "perplejo" porque se le pidan cuatro años de cárcel por unos aumentos salariales que él cree que no contravienen ninguna normativa.

Todó ha recordado en su declaración, que ha durado unas dos horas y media, que el Tribunal Supremo consideró "improcedente" su despido de la entidad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin