Banca y finanzas

El Banco BPI ganó 10,2 millones en 2017, un 96,7% menos debido a Angola

Foto: Archivo

El Banco BPI, controlado por Caixabank, obtuvo un beneficio de 10,2 millones de euros en 2017, un 96,7% menos que en 2016, por el impacto de sus negocios en Angola y del programa de reducción de plantilla.

Los resultados, divulgados en un comunicado enviado hoy a la Comisión del Mercado de Valores lusa (CMVM), recogen en su totalidad el impacto de la venta de una participación del 2% del capital del Banco de Fomento de Angola (BFA), con la que cedió el control a la empresaria angoleña Isabel Dos Santos para evitar sanciones de Bruselas y que penalizó las cuentas en 212 millones de euros.

También reflejan los impactos extraordinarios en la actividad en Angola en el cuarto trimestre (107,4 millones) y los costes derivados del programa de reducción de plantilla puesto en marcha por el banco (78 millones), que ha acordado la salida de 617 trabajadores a través de jubilaciones anticipadas y rescisiones voluntarias.

Con esta medida, que supone una reducción de la plantilla de un 11%, el banco espera alcanzar un ahorro anual de 36 millones a partir de 2019, según había anunciado con anterioridad.

Dejando de lado estos factores extraordinarios, el banco liderado por el español Pablo Forero registró un beneficio de 191 millones de euros en su actividad en Portugal (un 21% más), el mejor resultado de la última década, mientras que el negocio internacional aportó 208 millones, un 23,8% más.

El producto bancario -equivalente a los ingresos de la entidad- se situó en 663,7 millones de euros, el 10,6% menos, mientras que el margen financiero -diferencia entre los intereses cobrados en créditos y los pagados de los depósitos- aumentó el 0,7%, hasta 407,1 millones.

En cuanto a la solvencia del banco, el "Common Equity Tier 1" se situó en el 12,3%, por encima del 11,1% del año pasado, y la proporción de crédito en riesgo sobre el total concedido del banco se redujo hasta el 2,9% (3,7% en 2016).

El Caixabank se hizo con el control del BPI en febrero de 2017 a través de una opa, que dejó el 84,5% del capital en sus manos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0