Banca y finanzas

ING, un modelo de rescate: Holanda gana 6.000 millones y el banco está saneado

  • El Estado holandés tuvo que inyectar 10.000 millones de euros al banco
  • La entidad es más pequeña: ingresa un tercio de lo que hacía en 2007
  • ING ha devuelto ya 11.300 millones de euros al Estado holandés

El rescate del banco holandés ING en 2008 se ha convertido en todo un ejemplo de cómo deben hacerse estas operaciones, pero sobre todo de cómo deben terminar. Y es que a día de hoy, la entidad holandesa tiene beneficios y ya ha devuelto casi todo el capital que adeuda al Estado. Es más, un año después de su rescate, el 'león naranja' ya consiguió un beneficio neto de 71 millones de euros: los cambios se hicieron rápido y bien. Los bancos españoles rescatados, sin prisa por devolver la ayuda del BCE

El Estado holandés tuvo que inyectar 10.000 millones de euros para evitar la quiebra de ING, que durante el 'boom' económico había tenido una participación muy activa en el mercado hipotecario de Estados Unidos.

Más pequeño pero más rentable

ING tomó medidas para reinventar su modelo de negocio y, tal y como publica The Economist, se centró en el mercado europeo y redujo sus riesgos y también su tamaño de manera considerable. Ahora ING ha focalizado su negocio en la banca tradicional, depósitos y créditos, y aunque sus ingresos son una tercera parte de lo que eran en 2007, es un banco más seguro y con excedente de capital para hacer frente a escenarios adversos.

El banco holandés tuvo que vender su división de seguros en Argentina y Corea del Sur, deshizo posiciones en Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, además de reducir sus servicios de banca privada. Todas estas ventas han supuesto para la entidad unos ingresos de 40.000 millones de euros aproximadamente.

Devolución del rescate

Con estos datos, no es de extrañar que ING haya devuelto ya 11.300 millones de euros al Estado holandés, más de lo que se le prestó en su día. La entidad devuelve su crédito público con intereses, a diferencia de que está ocurriendo con las entidades rescatadas en España, por ejemplo.

Pero aquí no acaba todo. ING aún no ha saldado su deuda con Holanda, ya que se acordó un interés del 12,5% sobre el principal, por lo que el banco holandés aún tiene que devolver a su país unos 2.000 millones de euros más, según el último informe publicado por el banco. Holanda recibirá un total de 13.500 millones directamente de ING, más 1.400 millones tras rentabilizar la cartera de hipotecas norteamericanas que el país 'tulipán' sacó del balance del banco. De este modo, el Estado holandés ganará casi 6.000 millones con el rescate del banco más grande del país. 

A día de hoy, ING tiene un exceso de capital de 5.500 millones de euros y su eficiencia se ha convertido en su mejor herramienta: el ratio coste/ingreso es un 35% inferior respecto a 2013. Y aunque la morosidad ha subido levemente en 2014, ING tiene provisiones de sobra para cubrir estas moras. El 'león naranja' ha aprendido la lección.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud