Andalucía

Previsiones de otoño: se acabaron los vientos de cola

Por Manuel Alejandro Cardenete. Catedrático de Economía. Vicerrector de Posgrado. Universidad Loyola Andalucía.

Estamos ya todos los centros de previsión presentando la última oleada de previsiones económicas de cierre del año 2018 y primeras de 2019. Desde Loyola Economic Outlook, ya hemos presentado las nuestras. Parece claro que el gran impulso que adquirió el gasto en nuestro país, tras la salida de la crisis, comienza a moderarse. Constatamos un cambio de tendencia en la demanda dado que es la primera vez en tres años que, en el primer semestre, caen las ventas del sector de gran consumo. Si el consumo interno empieza a debilitarse, podemos esperar que nuestra economía se resienta y se desacelere. A escala global, el crecimiento continúa siendo sólido gracias al comportamiento del comercio mundial, del consumo y de la inversión privada. No obstante, comienza a moderarse el ritmo de la progresión debido a la mayor incertidumbre. Nuestra previsión económica para el Producto Interior Bruto (PIB) en España sufre una revisión a la baja con respecto al anterior informe como consecuencia de la desaceleración económica que reflejan los principales indicadores de coyuntura económica desde mediados del presente año. En concreto, esperamos que la tasa de crecimiento trimestral del PIB se sitúe en torno al 0,6 por ciento en el tercer trimestre -una décima menos que en el anterior informe-, tasa similar a la prevista en el cuarto trimestre. Con estos valores, el crecimiento global de la economía española para 2018 se situará en torno al 2,7 por ciento, lo que implica una revisión a la baja de dos décimas respecto a nuestra estimación anterior. Para el año 2019, estimamos que la tasa anual de crecimiento del PIB podría situarse en torno al 2,2 por ciento. Como ocurre desde el año 2008, Andalucía vuelve a registrar menores tasas de crecimiento del PIB que España, lo que implica que siga aumentando trimestre a trimestre su diferencial relativo en términos de actividad económica. Aunque estimamos una tasa de variación del PIB regional similar a la nacional en 3T2018 (0,6 por ciento), situamos la tasa anual de crecimiento para el año 2018 en el 2,5 por ciento, dos décimas por debajo del crecimiento nacional y tres décimas menos que lo estimado en nuestro anterior informe. En 2019, nuestras estimaciones iniciales sitúan el crecimiento anual en el 2,1 por ciento, una décima por debajo de España. Y esto se traduce en una tasa de paro del 23,3 por ciento para 2018 y una mejora al 21,5-22,0 por ciento para 2019. Los precios se seguirán calentando con previsible cierre del 1,6 por ciento para 2018 y 1,8 por ciento para 2019.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.