Actualidad

Carlos Prieto (UNIR): "Hay que conseguir que el 'Kit Digital' no sea un gasto sin sentido en productos tecnológicos"

  • Se requieren tres aspectos para aplicar las ayudas: la formación de los empleados, la tecnología y cambiar los procesos de negocio
  • Es muy importante que las pymes que quieran pedir las ayudas identifiquen sus necesidades
Madrid

El Kit Digital se puso en marcha el pasado el pasado 15 de marzo con el objetivo de lograr una mayor digitalización del tejido empresarial español, a través de la financiación de los fondos Next Generation EU. Carlos Prieto, director del Centro de Transformación Digital de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), realiza una valoración de este programa y advierte sobre la necesidad de que las pymes lo utilicen teniendo en cuenta sus necesidades reales.

¿El Kit Digital está sirviendo realmente a las empresas? 

Hay un informe europeo que muestra la situación de los Estados miembros respecto a la digitalización y España se encontraba en una buena situación en cuanto a conectividad, a nivel de uso, de la Administración... Pero en relación a las pymes estamos un poco más flojos.

Se habla de que un proceso de digitalización de las pymes conseguiría aumentar la productividad entre un 15% y un 25%. El Kit Digital es una herramienta que puede ayudar en este proceso y está planteado en tres segmentos: el primero, que ya salió publicado, va desde los diez a los 49 empleados. El segundo, que acaba de publicarse, se dirige a las empresas de entre tres y diez empleados. Y, más adelante, va a salir el tercer fragmento para empresas de uno a tres empleados.

Sin embargo, lo que hay que conseguir en las empresas es que esta inversión sea efectiva, no un gasto de dinero en productos tecnológicos sin sentido, sino una transformación digital. Para ello, se requieren tres características: que la empresa quiera llevar a cabo esta transformación, con lo cual tiene que formar a sus trabajadores para utilizar las nuevas tecnologías; en segundo lugar, que adquiera esa nueva tecnología; y, por último, cambiar los procesos de negocio que sean necesarios, ya que se requerirán cambios (no es lo mismo tener una tienda física que un e-commerce). Si no se dan estas tres condiciones, la transformación digital va a fracasar.

También es muy importante que las pymes que quieran pedir las ayudas investiguen y se asesoren, que identifiquen sus necesidades para saber en qué gastar ese dinero y que confíen en sus agentes digitalizadores, que son las empresas que tramitan y que pueden facilitar estos servicios digitales. Así podrán conseguir una buena estrategia con la que conseguirán cumplir su objetivo de ser más competitivas.

¿Qué tipo de innovaciones deben introducir la empresa como parte de su digitalización?

Cada empresa tiene que averiguar lo que necesita y tener una conversación con sus proveedores de informática, analizar la estrategia de la competencia y descubrir en qué les resulta de más utilidad invertir ese dinero.

Muchas pymes que no tenían página web están invirtiendo, por ejemplo, en comercio electrónico; las que ya tenían comercio electrónico están apostando más por el tema del marketing digital y cómo mejorar su posicionamiento en las redes sociales; y las que ya tenían todo esto, se están inclinando por la utilización de los datos. Otras lo que están haciendo es comprar software que les permite saber lo que facturan y cuáles son tus clientes más estratégicos, hay otras que han tenido problemas de seguridad y están invirtiendo en ciberseguridad... Cada una en función de sus necesidades.

¿Qué tipo de empresas pueden sacar más rentabilidad?

Ahora mismo, de la primera franja que se abrió (de 10 a 49 trabajadores) se decía que, según el último dato que tengo, que es del verano, el 50% ya lo habían solicitado. Es un porcentaje muy alto, teniendo en cuenta que en España hay 1.300.000 pymes, aproximadamente, y que no todas están en esta franja. Yo creo que irá aumentando, pero el éxito no es el número de pymes que lo pidan, sino que lo utilicen de forma adecuada y que tengan claro la estrategia que van a utilizar para mejorar su productividad y su eficiencia. Hay muchas barreras, hay personas que por la edad no se atreven a la digitalización. Por ejemplo, en algunas empresas del sector agrario les cuesta más la brecha digital. Los sectores donde están más los jóvenes, que son más nativos digitales, tienen más facilidades para la gestión de proyectos de digitalización. Al final, lo importante es ofrecer una comunicación para que sepan cómo les va a ayudar.

Por ejemplo, desde UNIR hemos organizado varias presentaciones con los ayuntamientos y, concretamente, en La Rioja, para explicar a las pymes cómo lo pueden pedir y qué beneficios tiene el Kit Digital, reforzando la idea de que hay que invertir pensando en la productividad y tener esa estrategia para ser más competitivo.

¿Cuál debe ser el papel del agente digitalizador?

El agente digitalizador tiene el papel de proveer los servicios que el cliente necesite. Al final muchas veces se trata de otra pyme que necesita hacer negocio vendiendo sus soluciones tecnológicas a las empresas que lo requieran. También puede ejercer de intermediador y ayudar a la empresa a hacer los trámites para conseguir la ayuda. La prioridad es que sea una empresa de confianza que de verdad tenga en cuenta los requerimientos de la pyme.

¿Cómo se puede acelerar el ritmo de ejecución de los fondos destinados al Kit Digital?

Se ha hecho muchísima publicidad al Kit Digital y se continúa publicitando. Pero sí que es importante realizar jornadas con determinados sectores para explicárselo, poner ejemplos de casos de uso de empresas que lo han utilizado y cómo está ayudando, animarlas a solicitarlo (aunque sean una empresa pequeña, de una ciudad pequeña) e insistir en pedirlo para algo que les ayude de verdad.

¿Podrían diseñarse otros programas similares para que las pequeñas empresas pudieran acceder a los fondos Next Generation?

Las pymes también tienen ayudas nacionales y de las comunidades autónomas para mejorar sus procesos y crecer en eficiencia. Existen programas de ayudas orientadas a comprar material tecnológico, otras encaminadas a ayudar en temas de innovación tecnológica, muchas van en la línea de crear soluciones más sostenibles y evitar emisiones... Pero, a veces, es complicado para las pymes conocer este tipo de ayudas y hay que buscar canales para que reciban la información.

En las jornadas de UNIR no solo contamos las ayudas del Kit Digital, sino todas las ayudas autonómicas y nacionales que les pueden ayudar en esa transformación.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
No ha sido posible realizar el purgado