Actualidad

El grado de ejecución del Plan de Recuperación en España se sitúa en la tasa del 0,2%

Madrid

De acuerdo con el tercer Informe de seguimiento de los fondos Next Generation EU en España publicado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), tomando como referencia el gasto financiado con el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) durante 2021, España solo ha alcanzado el 0,2% de su PIB nacional, al igual que Estonia, República Checa, Alemania, Grecia o Suecia.

Este dato se alinea con los datos del Ejecutivo comunitario, el BCE, de acuerdo con el estudio The Economic Impact of Next Generation: a euro area perspective, que considera los datos aportados por el Banco de España.

Por encima de esta tasa y liderando el ranking se encuentran Francia y Hungría, con un gasto del 0,5% respecto a sus PIB nacionales. Concretamente, en 2021, el país galo recibió un anticipo de 12.100 millones y gastó aproximadamente 5.100 millones, mientras que España recibió 9.000 millones y solo se ejecutaron 2.400 millones.

Sin embargo, hay países con aún menor tasa de gasto, como es el caso de Chipre, Austria, Rumanía y Bélgica, con un 0,1% y otros cuya tasa ha sido nula, como Portugal, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Irlanda y Bélgica.

Se trata de una situación preocupante a nivel general, ya que, según el Plan de Recuperación de la Comisión Europea (CE), se deberían haber ejecutado todos los fondos para el año 2027. Sin embargo, según el informe de la CEOE, existe margen para el optimismo, puesto que las previsiones de la CE proyectan una tasa estimada de gasto para España del 1,8% para el año 2022, lo que supondría un avance importante respecto a los datos actuales.

Estos datos fueron publicados por la Comisión Europea el pasado 23 de mayo con motivo de la evaluación de los programas de estabilidad y convergencia de los Estados Miembros. Así, este organismo publicó una serie de tablas estadísticas de cada uno de ellos que analizaba el gasto durante el año pasado y sus proyecciones para 2022.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.