15 Aniversario

Resiliencia y oportunidades presentes: hacia el futuro del mercado inmobiliario

José Carlos Saz, CEO de Habitat Inmobiliaria

El poder de resiliencia del sector inmobiliario ha quedado más que demostrado tras haberse sometido, como otros segmentos de actividad económica en España, a una dura prueba con la llegada de la pandemia. En este contexto, el mercado inmobiliario ha superado ampliamente las expectativas en lo referente a las previsiones iniciales, con un especial buen comportamiento de la obra nueva como motor de recuperación y crecimiento.

Así lo demuestran las cifras. Según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística, la compraventa de viviendas de obra nueva en el mes de agosto de 2021 creció un 41% respecto al mismo mes del año anterior. Si bien es cierto que cabría pensar que el año 2020 fue un ejercicio atípico debido a las restricciones derivadas del Estado de Alarma, la comparación con el volumen de transacciones en el mismo mes de agosto en 2019 respecto al presente también arroja una tendencia más que positiva con un incremento del 51%. Y no sólo eso, comparando los ocho primeros meses de 2021, con el mismo periodo de 2019, observamos como la compraventa de viviendas de obra nueva alcanzó un crecimiento del 43%.

Estos datos nos hacen pensar en un cierre de año más que positivo, no sólo respecto a 2020, sino también en comparación con 2019. De hecho, un reciente informe de la Universidad de Barcelona, Actualidad y Perspectivas del Sector Inmobiliario 2021, prevé que en el segundo semestre de este año tenga lugar un crecimiento que durará, al menos, hasta 2023. Algo que se podría alargar algunos años más si los tipos de interés permanecen bajos, según apunta el informe. Asimismo, de cara a 2021, ya se apunta a un aumento de las ventas del 25%, mientras que en 2022 las transacciones podrían subir un 15%.

Y todo en un momento en el que las características del contexto económico actual, así como el compromiso de transparencia y la creciente profesionalización del sector, impiden que esta tendencia al alza pueda asemejarse a otras épocas de crecimiento que todos tenemos en mente.

Esta solidez actual del sector inmobiliario no es sino fruto de un punto de partida consolidado y lleno de oportunidades. Como decía, la creciente profesionalización del sector, además de la intensiva apuesta por la innovación nos han permitido afrontar esta situación sobrevenida con resiliencia y seguridad. Algo que, además, nos permite mirar al futuro con optimismo, pues se nos abre un horizonte lleno de oportunidades.

Y es que, si tenemos que hablar del futuro del sector en los próximos 15 años, sin duda éste pasa por aprovechar las oportunidades presentes, que surgen con mayor fuerza para la obra nueva, siempre y cuando el marco regulatorio acompañe y nos proporcione un contexto estable que nos permita seguir siendo motor de la economía española.

Por un lado, la actual demanda de vivienda no atendida que no llega a cubrirse con la oferta existente se convierte en una de las principales oportunidades para el sector; por eso la necesidad de acceso a suelo finalista se revela capital en la construcción a largo plazo de un sector igual de sólido como el presente. Por otro, facilitar el acceso al préstamo promotor, manteniendo bajos tipos de interés, mientras se mantiene la buena predisposición de la banca a la concesión de financiación al consumo, harán que las previsiones a largo plazo para el sector inmobiliario sigan superando las expectativas tanto en el ámbito económico, como en el plano laboral, ya que no debemos olvidar la capacidad de nuestro sector y el de la construcción para generar empleo.

Unas oportunidades presentes que definen un futuro alentador siempre y cuando, tanto desde el sector privado como público, sigamos comprometiéndonos y apostando por la estabilidad regulatoria, la innovación y la sostenibilidad aplicada a toda nuestra cadena de valor. Una suma que nos dará como resultado un sector más industrializado gracias a la estandarización de procesos, más profesional gracias al compromiso de todas las partes y más responsable con las personas, los entornos y la sociedad en su conjunto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin