15 Aniversario

Más digitales para poder ser todavía más humanos

  • Apostaremos por ser más digitales para ser todavía más humanos con pacientes y profesionales
Héctor Ciria, Consejero delegado de Quirónsalud

Si echamos la vista atrás para observar cómo ha evolucionado la Sanidad en España en los últimos quince años, podemos afirmar, sin ningún lugar a dudas, que se trata de un sector que lo ha hecho de forma exponencial, viviendo una revolución que ha conseguido que nuestras prestaciones sanitarias se sitúen a la cabeza de numerosos rankings de excelencia. De hecho, según el último informe del Foro Económico Mundial, España ha mejorado notablemente en su asistencia sanitaria y comparte el primer puesto con Japón, Hong Kong y Singapur; y también se encuentra entre los primeros países con mayor esperanza de vida.

No es la primera vez que España se clasifica como líder mundial en materia de salud. En 2019, Bloomberg publicó su Índice de Países más Saludables donde España se ubicó como el país más saludable del mundo y, según su última edición del Índice de Eficiencia Sanitaria, España es también reconocida como la asistencia sanitaria más eficiente de Europa y la tercera del mundo, solo superada por Hong Kong y Singapur.

En el caso de Quirónsalud, nuestra apuesta ha sido siempre por situar al paciente y su bienestar como fin último de todas nuestras acciones. Para ello, hemos realizado importantes inversiones y desarrollado un nuevo modelo asistencial mediante la mejora de la experiencia y la seguridad del paciente, la incorporación de las últimas tecnologías y la potenciación de la investigación y la innovación.

Este modelo no sería posible sin el firme compromiso de las más de 45.000 personas que integran nuestro Grupo, del trabajo en equipo y del esfuerzo diario de cada uno de nuestros profesionales para crear un vínculo especial entre hospital y paciente más allá del diagnóstico y el tratamiento. Un espíritu colaborativo y de vocación de servicio a la sociedad, que ha quedado más que patente a la hora de luchar estos dos últimos años contra la mayor crisis sociosanitaria que nos ha tocado vivir.

Precisamente, es la tragedia del Covid-19 la que reafirma nuestra convicción de que el sector, más que evolucionar en los próximos años, debe sufrir una profunda transformación y jugar un papel más relevante si cabe en la construcción de un futuro más sostenible dentro de un mundo más justo, más solidario y más saludable. Nuevos retos globales, nuevas tecnologías, nuevas maneras de comunicarnos, la importancia de los datos y la irrupción de la inteligencia artificial, son sólo algunas muestras de que el mundo está cambiando y evolucionando a un ritmo vertiginoso al que debemos adaptarnos para atender las nuevas necesidades de nuestro entorno. Solo así podremos seguir manteniendo un modelo de excelencia sanitaria, garantizando su calidad y sostenibilidad. Pero a la vez, debemos preocuparnos por la salud del mundo y la sociedad en la que vivimos y sumarnos, con firmeza, a la Agenda 2030 y al compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Apostaremos por ser más digitales para poder ser todavía más humanos, tanto con nuestros pacientes como con nuestros profesionales, trabajando de manera ética y responsable: con humanidad, mediante un trato personal y cercano; con excelencia, practicando siempre la mejor medicina y buscando la mejora continua en calidad e innovación; y con honestidad, haciendo un uso eficiente de los recursos mediante procesos basados en la evidencia y los datos.

Todo ello, para ayudar a construir juntos un futuro de salud y bienestar, y poder así acompañar a las personas en cualquier momento, en cualquier lugar y a lo largo de toda su vida.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin