EEUU, China y la burocracia de la UE pueden condenar a Europa a la irrelevancia tecnológica

8:08 - 28/03/2018
  • Los proyectos a nivel europeo tardan mucho tiempo en salir adelante
  • Cuando la UE se decide a financiar un proyecto, este ya es obsoleto
  • "El que fija la velocidad, fija las normas. Si Europa no cambia, le irá mal"
Foto de Dreamstime

En la lucha global por las tecnologías del futuro, Europa se arriesga podría quedar rezagada. Esto es de lo que está avisando el grupo formado por las instituciones, firmas tecnológicas e innovadores y personalidades relevantes de Europa. Este conjunto se conoce como Joint European Disruptive Initiative (JEDI), y asegura que Google, Apple, Facebook y las empresas de inteligencia artificial de China se están adelantando a las firmas europeas y podrían relegar a Europa a un lugar muy secundario en este sector.

JEDI, las siglas en inglés de Iniciativa Conjunta Europea de Disrupción, cuenta entre sus 117 miembros al ex máximo ejecutivo de Deutsche Telekom, René Obermann; a la primera mujer astronauta de Francia, Claudie Haigneré; al director de la agencia de seguridad cibernética de ese país, Guillaume Poupard, y a Wolfgang Wahlster, jefe del Centro de Investigación para Inteligencia Artificial de Alemania (DFKI, por sus siglas en alemán). Y llama a los Gobiernos a intervenir con urgencia.

"Lo que importa es la velocidad; la velocidad de innovación, de ejecución, la velocidad con la regulación inteligente", señala André Loesekrug-Pietri, un inversor que ha trabajado durante una década en China e hizo lobby para crear el grupo JEDI en agosto. "El que fija la velocidad, fija las normas. Si Europa no cambia de ritmo, se volverá irrelevante".

El grupo JEDI pide la creación inmediata de un fondo paneuropeo de 1.000 millones de euros para proyectos de investigación fundamentales, con una unidad pequeña y ágil que tarde solo un par de meses en decidir si invierte en un proyecto o no.

La organización no gubernamental quiere modelar sus esfuerzos e imitar a la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que ayudó a crear el ratón de los ordenadores, una de las primeras versiones de un robot con inteligencia artificial y fue uno de los precursores de internet.

Procesos lentos y tediosos

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, dan en la tecla al llamar la atención sobre la necesidad de que Europa se esfuerce más con las tecnologías disruptivas, pero los líderes industriales temen por la falta de urgencia en la región. Los intrincados pasillos del poder, la burocracia y la lentitud para tomar decisiones de Europa implican que desarrollar una operación como la de JEDI lleve meses, según dos funcionarios en la oficina de Macron.

"Todas las iniciativas son buenas, pero hoy los proyectos se hacen a escala nacional y son demasiado pequeños o bien se hacen a nivel de la UE y las decisiones se toman con demasiada lentitud", explica en entrevista Marwan Lahoud, miembro de JEDI y vicepresidente de Idemia, una empresa francesa de seguridad y biométrica.

El fondo de innovación de la UE, Horizon 2020, tarda cerca de ocho meses en evaluar un proyecto antes de otorgar un euro y no financia la investigación básica para inventos que podrían ser la referencia en los próximos diez años.

"Los tecnócratas tienden a buscar casos de negocios", señala Lahoud. "Pero la mayoría de las veces no tenemos eso. Necesitamos invertir en proyectos que están empezando y aún carecen de madurez".


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 5

#1
28-03-2018 / 09:00
roger
Puntuación 10

En algunos aspectos la tecnología en Europa esta ya 30 años atrasada, la incapacidad de fabricar íntegramente alto tan estúpido como un smartphone lo demuestra, la dependencia incluso de la industria de defensa de componentes de fabricación China es algo que habría sido impensable en los años 80, ser dependientes de la industria tecnologíca de dictaduras y otras potencias no Europeas ya lo estamos pagando caro pero el precio final puede llegar a ser mucho peor.

#2
28-03-2018 / 10:41
Puntuación 2

Es lo que tiene la globalización y deslocalización y el poner trabas a todo, la fábrica del mundo es China

#3
28-03-2018 / 12:04
Titud
Puntuación 2

Tienes razón número 2 aquí se pone trabas a todo, y despues solo compramos cosas chinas y asíaticas que vienen de la explotación infantil...de personas sin seguro de trabajo..

#4
28-03-2018 / 13:13
jeremias
Puntuación 2

En Europa se prefiere tener campeones nacionales a ser posible empresas con monopolio en el territorio cuando no semipublicas y con accion de oro.En el caso español recien salidos del viejo INI y con muchos expoliticos cobrando en el consejo y claro asi se puede crear TERRA pero no GOOGLE O FACEBOOK.

No es de ahora, ya en los 80 ni Philips ni Olivetti o Siemens podian competir en serio con IBM o HP.

En USA, el capital riesgo y las fundaciones dan dinero a centros de investigacion y universidades privadas.Asi se creo Silicon Valley.En España un Ayuntamiento hace un poligono con fondos europeos y luego espera que con universidad publica tener algo como MALAGA VALLEY.

En USA el gobierno dificulta a las empresas extranjeras con normativas y espionaje industrial.Asi reventaron NOKIA cuando APPLE solo hacia tablets,para que no pudiera competir con MOTOROLA y facilitaron su compra por MICROSOFT.En EUROPA nos conformamos con gravar con un 3% a APPLE, GOOGLE oa FACEBOOK.

#5
28-03-2018 / 14:13
Titud
Puntuación -1

Gran análisis jeremias. Que pena que en España y Europa seamos tan pardillos.. si un politico hiciera ese análisis que has hecho tu no interesaría a los lobies y lo hecharian...asi q poco a poco iremos a tomar por...

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 68,16 -0,45 -0,66%
FRA 21,59 -0,14 -0,62%
ITA 118,24 -0,29 -0,24%
GRE 346,67 +0,37 +0,11%
POR 108,19 +0,37 +0,34%

Ecotrader



Evasión

El perrito caliente de langosta

El perrito caliente de langosta



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens